Protestas ante el Parlament
Dos mossos inmovilizan a un manifestante durante las protestas convocadas por el 15-M ante el Parlament en Barcelona. MARÍA SALGADO

Unas 500 personas han participado en una asamblea celebrada ante la puerta del parque de la Ciutadella de Barcelona, donde han ratificado la apuesta por la vía pacífica del movimiento 15-M y han criticado a los que este miércoles han atacado a varios diputados.

Esta es una batalla ideológica, política, no física ni militarVarios cientos de jóvenes indignados se han concentrado ante al parque de la Ciutadella para tratar de impedir el acceso de los diputados al Parlament de Catalunya, donde ha comenzado el debate de los presupuestos de la Generalitat, y han rodeado a algunos de ellos, les han insultado e incluso les han manchado con pintura.

La asamblea, dividida entre los partidarios de mantener el sitio de la Ciutadella y los que querían trasladar la protesta a la plaza de Sant Jaume, ha acordado hacer una sentada "pacífica, no violenta, masiva y determinada" ante la salida de los diputados del Parlament, manteniendo los brazos en alto, sin hacer provocaciones a la policía ni atacar a los diputados.

"Esta es una batalla ideológica, política, no física ni militar", ha defendido uno de los ponentes.

Marcha pacífica

La asamblea, que ha durado casi tres horas, ha acordado que tras la sentada ante el recinto del Parlament se hará una marcha pacífica hasta la plaza de Sant Jaume.

No podemos perder la credibilidad que nos hemos ganado, hemos de mantenernos sentadosTambién se ha hecho un llamamiento a participar en la manifestación convocada para el próximo domingo por la tarde en la plaza de Catalunya y han surgido propuestas para convocar una huelga general, junto a los trabajadores de la enseñanza y la sanidad, para el próximo mes de septiembre.

Algunos de los participantes en la asamblea han criticado abiertamente "a los cuatro violentos" que han arrojado botellas y otros objetos y han atacado a algunos diputados esta mañana.

"No podemos perder la credibilidad que nos hemos ganado, hemos de mantenernos sentados y con las manos en alto", ha afirmado uno de los que han hecho su alocución a la asamblea, que ha asentido casi por unanimidad.

"Nuestros enemigos no son los mossos"

Un participante que ha tomado el micrófono para dirigirse a la asamblea ha destacado: "Nuestros enemigos no son los mossos d'esquadra, que son trabajadores, nuestros enemigos son los políticos y los banqueros".

Otros han propuesto ser contundentes y que los diputados "salgan por el aire", en alusión a los helicópteros con los que han entrado el presidente de la Generalitat y otros diputados y consellers.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.