El presidente de Castilla-La Mancha en funciones, José María Barreda, ha incidido en la necesidad de hacer "hasta el último momento pedagogía política de la responsabilidad y de la normalidad, sin drama, ni trauma, sin que esto suponga ningún tipo de problema".

De este modo se ha referido el presidente regional al traspaso de poderes que se está llevando a cabo en la región, tras la victoria del PP en las últimas elecciones autonómicas, que han dado la Presidencia a la 'popular' María Dolores Cospedal.

En la visita que ha realizado junto a la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde a la catedral de Toledo, Barreda ha confesado que es un "honor y un placer" que uno de sus ultimas intervenciones, "quizá la última", como presidente de Castilla-La Mancha sea en la catedral de Toledo.

En este marco, y acompañado también por el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, ha asegurado que su "obligación" es cumplir su papel con "normalidad", hasta que María Dolores Cospedal, a la que ha vuelto a felicitar, tomé posesión como presidenta.

Consulta aquí más noticias de Toledo.