La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha declarado nula la sentencia que absolvió a José Carnero Fernández, 'O Chucán', del crimen de Sober (Lugo) por la muerte de una prostituta y ordena repetir el juicio con un nuevo jurado, según recoge una sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press. El alto tribunal gallego entiende que el jurado no argumentó "mínimamente" sus dudas sobre la autoría.

Fiscal y acusaciones particulares —en representación de un hijo de la víctima y de su madre— habían recurrido la sentencia de la Audiencia Provincial de Lugo al entender que el veredicto del jurado carecía de suficiente motivación.

Tras su absolución, José Carnero confesó, en declaraciones a los medios de comunicación, que había matado a Pilar Palacios, la prostituta cuyos servicios había contratado en un local de alterne de Ourense donde trabajaba. Posteriormente, en la vista de apelación por los recursos celebrada en el TSXG, manifestó no acordarse "de nada" de lo sucedido y llegó también a aseverar que no la había matado y que entonces estaba "loco".

Existencia de "indicios"

En su fallo, el TSXG declara nula la sentencia dictada por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Lugo, en febrero de 2011, ya que entiende que el argumento del jurado para su veredicto sobre la inexistencia de pruebas concluyentes "no es suficiente motivación".

Así, aunque admite que no hay prueba "directa", entiende que sí existen "indicios y prueba indiciaria de cargo en abundancia, sin que, por el contrario, exista prueba alguna de descargo que favorezca al acusado", precisa el alto tribunal gallego.

Por ello, sostiene que la expresión de la duda sobre la autoría "no es suficiente" para motivar la absolución del procesado y entiende que tampoco fue "mínimamente razonada". Al respecto, añade que el jurado debería haber explicado las razones de la misma, argumento principal para que estime los recursos de apelación y ordene repetir el juicio con un nuevo jurado.

Confesion de 'O CHUCAN'

Por otra parte, incide, respecto a la petición planteada por la abogada de la madre de la fallecida para que se pudiesen aportar como prueba la confesión del acusado en los medios de comunicación, a través de las grabaciones y periódicos, que en los recursos "no se prevé" esta posibilidad, al tiempo que califica de "extravagante" la decisión.

José Carnero fue absuelto después de que una sentencia de la Audiencia Provincial de Lugo ratificase el veredicto del jurado popular, que sólo dio por probado, por unanimidad, que el 14 de septiembre de 2007 el acusado se desplazó en su coche desde Sober (Lugo) a Ourense para recoger a la víctima en el club Tosca, el local de alterne en el que trabajaba, y la trasladó a su domicilio para mantener relaciones sexuales con ella.

El cuerpo de la víctima fue localizado en la tarde-noche del día 18 de septiembre de 2007, cuando el cuñado del imputado y un vecino entraron en la cuadra del domicilio del acusado a buscar pienso para las gallinas. Sin embargo, la sentencia puntualizaba que no se llegó a demostrar "que el acusado hubiera tenido intervención en la muerte" de la mujer.

El jurado argumentó la falta de "pruebas irrefutables" para su veredicto de absolución, Unicamente consideró "acreditado" que el cadáver de la víctima apareció en el domicilio, pero alegó ausencia de "elementos" para su condena.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.