Zapatero
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante una de sus intervenciones en la sesión de control al Ejecutivo del pleno del Congreso. Paco Campos / EFE

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró que el Ejecutivo seguirá trabajando en el establecimiento de un impuesto que grave las transacciones financieras internacionales, como viene haciendo desde 2010 junto con otros gobiernos "en el G-20 y en otros ámbitos".

El establecimiento de esta tasa internacional introduciría "orden y equidad" en los mercados

Zapatero se expresó de esta forma en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, en respuesta a una pregunta de la diputada Núria Buenaventura de ERC-IU-ICV sobre la posibilidad de que el Ejecutivo imponga una tasa a la banca para reducir el déficit público, a la vista de los beneficios que obtienen las entidades.

El presidente recordó que en España ya existe un impuesto directo, el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), al que los bancos destinan el 0,6 % de los depósitos y las cajas, el 1 %, para proteger a los inversores y ahorradores. Para Zapatero lo justo sería instaurar un impuesto a las transacciones financieras internacionales "y el Gobierno va a poner todo su esfuerzo político en ello", insistió.

El establecimiento de esta tasa internacional, que sería indirecta, introduciría "orden y equidad" en los mercados, un escenario "escasamente regulado", donde se originó la crisis, dijo.

Para Buenaventura, el Ejecutivo se equivoca no estableciendo esta tasa a la banca en España, puesto que aportaría "millones de euros" a las arcas del Estado y ayudaría a bajar el déficit sin recortar los gastos sociales, unos servicios como la educación o la sanidad que son básicos.

Pero también sería una medida política "necesaria y justa" de cara a la gente que está padeciendo esta crisis, los "miles de indignados que así verían "que este Gobierno pide a los poderosos, a las empresas que tienen grandes beneficios que también costeen esta crisis", generada por la especulación financiera e inmobiliaria y no por los trabajadores, dijo.

Ese era el mensaje del 22 de mayo, dijo, "que cambie sus políticas económicas", ya que "lo que la ciudadanía espera de un gobierno de izquierdas es que se atreva usted de una vez por todas con los poderosos".

"La reforma laboral dará resultados"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió hoy al líder del PP, Mariano Rajoy, que aporte confianza y no haga siempre una crítica "fácil y populista". Así respondió en la sesión de control en el Congreso a una pregunta del líder del PP, Mariano Rajoy, sobre qué opinión le merece que el paro sea la mayor preocupación de los españoles.

Nadie podía prever que asistiríamos a una crisis como la que estamos viviendo

El líder del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, ha preguntado a Jose Luis Rodríguez Zapatero por los datos del paro, otra constante de estas sesiones. El presidente ha respondido que "nadie podía prever que asistiríamos a una crisis como la que estamos viviendo", aunque dice comprender la preocupación de los españoles.

El rpesidente del Gobierno ha defendido que la "reforma del mercado laboral dará resultados". "El camino para cambiar el modelo y crear empleo son las reformas que hacemos", ha afirmado Zapatero.

Zapatero le dijo a Rajoy que recuerde también resultados positivos como el que se conoció ayer y por el que Ford invertirá 812 millones de euros en la planta de Almussafes (Valencia).