La Delegación Provincial en Málaga ha levantado la prohibición de baño en las playas de La Malagueta y San Andrés, tras recibir los primeros resultados de las muestras recogidas el pasado jueves. En la resolución se especifica que, según los resultados de los primeros análisis del laboratorio, las aguas son aptas para el baño.

La Junta dictaminó el pasado jueves el cierre de dos tramos de las playas de La Malagueta y San Andrés, concretamente 100 metros a la derecha y 100 metros a la izquierda del Club Náutico, en el caso de la primera, y otros 100 metros a la izquierda y 100 metros a la derecha de Huelin, en el caso de la segunda, ya que los resultados de la analítica tomada la semana pasada detectó importantes niveles de contaminantes microbiológicos, según ha informado la Junta a través de un comunicado.

Según la resolución, que ha sido enviada al Ayuntamiento, "los resultados analíticos de los muestreos realizados con fechas 09/06/2011 y 10/06/2011, en las aguas de la zona de baño de las playas de La Malagueta —punto de muestreo Club Náutico— y San Andrés —punto de muestreo Huelin—, del término municipal de Málaga, indican que se han restablecido los niveles de concentración habituales de los parámetros microbiológicos"

Además, según ha informado el Ayuntamiento a través de un comunicado, la resolución indica que "han desaparecido las causas que originaron la alteración microbiológica y se han adoptado las medidas correctoras necesarias".

Por ello, se levanta la prohibición temporal de baño y el Ayuntamiento de Málaga, a través del área de Playas y de agentes de la Policía Local ya está procediendo a retirar la señalización que se instaló para la prohibición temporal. JUNTA

La Delegación ha aclarado a través de un comunicado que el laboratorio utilizado para analizar estas muestras cuenta con las acreditaciones, homologaciones y metodología que exige la normativa vigente, y con profesionales con más de 20 años de experiencia en este tipo de trabajo.

Por el contrario, según han añadido, el laboratorio de Emasa, "que tiene múltiples acreditaciones, no cuenta con la de analizar aguas marinas ni utiliza la técnica que exige y obliga el Real Decreto". Por su parte, el Consistorio ha asegurado que la conclusión de los análisis realizados por Emasa, con las muestras recogidas el pasado jueves, ofrecían este sábado datos claros que confirmaban que los parámetros eran los correctos en ambas playas.

La delegada de Salud, María Antigua Escalera, ha dicho no entender "el continuo interés del Ayuntamiento de Málaga, y en este caso de su concejal de Playas, Teresa Porras, de proporcionar una información que no se corresponde con la que se le ha ido facilitando".

"Es cuanto menos contradictorio que ordenara 'por precaución' el cierre de más metros de playa de la que le dictaminó la Delegación de Salud, y que se recoge en la normativa vigente, y que quiera ahora utilizar unos resultados analíticos que no cumplen la técnica y la metodología exigida por la ley", ha afirmado.

Asimismo, ha añadido que el único objetivo de la Delegación es "salvaguardar la salud y el bienestar de los usuarios y en este caso de los bañistas, pero en ningún momento ni ha querido ni buscado hacer daño a los empresarios y al sector turístico que es de lo que nos acusa la edil de Playas".

"La colaboración y el diálogo con el Ayuntamiento ha sido permanente, buscando en todo momento la solución a una situación puntual que se había detectado por parte de Salud", ha afirmado, al tiempo que ha añadido que "mi deseo ha sido siempre trabajar conjuntamente con el Ayuntamiento para resolver lo antes posible esta situación de cierre cautelar".

Por ello, la delgada provincial de Salud ha pedido a Porras que "podamos seguir trabajando desde la lealtad institucional, imprescindible entre administraciones, que entiendo comparte el objetivo común de buscar el bienestar para la ciudadanía". AYUNTAMIENTO

Por su parte, Porras ha señalado que el análisis a través de Emasa, "aunque ellos dicen que no están homologados para agua salada pero sí para agua dulce, dieron los mismos resultados". Es más, ha añadido que "ya ayer los análisis dieron que estaba apta el agua".

Además, Porras ha criticado que no se hiciera un análisis y una prueba el mismo jueves, en lugar del viernes. "Lo que yo he echado de menos es una segunda prueba antes de hacer una prohibición y sin asegurarse que los análisis eran los correctos".

En este punto, ha aclarado a Europa Press que "si hubieran hecho un segundo análisis antes de hacer el decreto se hubiera visto que el agua estaba perfecta porque nunca se ha dado en Málaga esta situación", lo que, según Porras, "indica que algo estaba pasando".

"Que la Junta no eche balones fuera, que no diga si está homologado o no; ellos son los que deberían de haber hecho una segunda prueba antes del decreto", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Málaga.