Cerca de un centenar de mujeres encajeras de bolillos de varias localidades zaragozanas se han dado cita en Castejón de Valdejasa para demostrar al público el arte de este oficio del hilo.

Las artesanas del hilo y bolillos proceden de varios puntos de la geografía aragonesa como Agón, Biota, Ejea, Pinsoro, Tauste, Villanueva, Zuera, Castejón y Buñuel de Navarra.

El acto ha estado organizado por la Asociación de Mujeres la Paloma, y su presidenta María Jesús Ruiz ha explicado que la tradición de estas mujeres en las grandes poblaciones viene de la mano de profesoras expertas, pero en las localidades pequeñas son las madres y abuelas las que trasladan su saber a las generaciones más jóvenes.

Estos encuentros, que se celebran desde hace cerca de 15 años, tenían, en un primer momento, una periodicidad anual y ahora es bienal. Las encajeras de Biota fueron de las primeras en acudir a Castejón, y aunque la participación entonces era menor ahora se acercan al centenar.

Entre las piezas que elaboran se pueden encontrar mantelerías, enaguas, camisas, bobines de baturra, vainicas variadas, bordado en tul y abanicos, entre otras prendas que confeccionan con encaje de bolillos, encaje tonder (Dinamarca) y bordado hardanger (noruego).

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.