Esto es precisamente lo que la Federación de Vecinos transmitió ayer el concejal de Ferias y Fiestas, Félix Crespo. Los vecinos denunciaron que algunas comisiones no gastan toda la arena sobre la que montan el monumento y, tras la cremà, el asfalto se queda muy deteriorado. Otras «tardan lo que quieren en quitar las carpas y las luces (incluso algunos cables permanecen de un año para otro, algo que está prohibido)». Además, critican la proliferación de mercadillos ilegales y el excesivo volumen de la música en verbenas y disco-móviles.