Las pruebas de Selectividad han comenzado este miércoles en las 29 sedes repartidas por las distintas provincias del distrito universitario de Castilla-La Mancha con normalidad, aunque con muchos nervios por parte de los alumnos, que han reconocido afrontar estos exámenes con algo de "susto" pero también con buenas perspectivas.

Así lo han confirmado a los medios tanto los propios alumnos como el profesor Vicente López-Arza, responsable del tribunal del edificio de San Pedro Mártir de Toledo, donde un total de 395 estudiantes se han presentado al primer examen, el de Lengua y Literatura.

Concretamente, solo en este tribunal se repartirán unos 2.400 exámenes, 800 de ellos de la fase específica —alumnos que se presentan para subir nota— y el resto de la fase general, durante los tres días que van a durar las pruebas de Selectividad, tal y como ha explicado López-Arza.

En Toledo, junto a la sede de San Pedro Mártir, hay otra en la Facultad de Humanidades y dos más en la Fábrica de Armas. En todas ellas, al igual que en el resto de la región, "todo ha ido perfectamente" durante esta primera jornada, a excepción de "pequeños detalles" como que algún alumno se ha olvidado el DNI.

Este año, sin embargo, por lo menos en el caso de Toledo, "no ha llegado tarde nadie", algo que "suele ocurrir" porque entre casi 400 alumnos "siempre surge algún pequeño problema sin trascendencia", ha comentado el profesor. Tampoco se han detectado casos de ansiedad o similares, al menos que los docentes hayan apreciado "de forma manifiesta".

Vicente López-Arza ha destacado que aunque los alumnos llegan "un poco asustados" también lo hacen conociendo el tipo de examen al que se van a enfrentar, por lo que una vez que hacen el primero "ya se tranquilizan".

La Universidad de Castilla-La Mancha suele registrar unos resultados de en torno al 90 por ciento de aprobados en las pruebas de Selectividad y "no hay motivo para pensar que sea diferente" este año, ha precisado el profesor, que tampoco cree que las notas de corte cambien mucho en esa convocatoria.

TRANQUILIDAD

Por su parte, los alumnos —hasta un total de 6.760 se han matriculado para hacer la Selectividad en toda la Comunidad Autónoma—, una vez hecho el primer examen, que para muchos era a priori "el más difícil", se han mostrado "más tranquilos".

Según Carmen, estudiante del IES Carlos III de Toledo, este primer examen ha resultado "más fácil" de lo que esperaban, por lo que los nervios que traían de casa se han esfumado. Carmen quiere hacer Ciencia y Tecnología de los Alimentos en Ciudad Real.

Al igual que ella, Patricia, también del IES Carlos III, quiere quedarse en la región estudiando Historia, mientras que a otra compañera de ambas, Ana, le gustaría hacer Derecho y Criminología en Madrid o Derecho en la UCLM.

También aspira a estudiar Ingeniería Informática en Ciudad Real Daniel otro estudiante que ha comentado a los medios que ya se encontraba "más tranquilo" tras hacer el examen de Lengua y Literatura, donde les "ha caído" la Generación del 98 y el bilingüismo.

Más matriculados

En toda Castilla-La Mancha, el número de matriculados a las Pruebas de Acceso a los Estudios de Grado (PAEG) ha crecido este año un 2,94 por ciento con respecto a la convocatoria de junio de 2010, a la que se inscribieron 6.567 estudiantes.

La fase general, obligatoria para todos los bachilleres, incluirá cuatro ejercicios de las materias comunes de Lengua Castellana y Literatura, Lengua Extranjera e Historia o Filosofía (a elegir), y uno más de la modalidad de Bachillerato elegida por el alumno.

La otra, específica y voluntaria, ofrecerá a los alumnos la oportunidad de subir nota, pudiéndose examinar de hasta cuatro materias relacionadas con la rama de conocimiento perteneciente a la titulación que quieran estudiar, aunque no se hayan cursado en el Bachillerato, y distinta a la elegida en la fase general, si bien sólo les contarán las dos de calificación más alta.

Una vez concluidas las pruebas, el proceso de corrección comenzará el día 14 de junio, haciéndose públicas las calificaciones a partir del día 16 a través de la página web de la UCLM (www.uclm.es); del teléfono móvil, enviando un SMS al número 404, o, en el caso de que el teléfono disponga de tecnología wap con acceso a Internet, accediendo a la dirección wap.uclm.es; y en los propios institutos.

Los alumnos que no estén conformes con su nota tendrán tres días hábiles de plazo para reclamar, haciéndose una revisión del proceso de calificación y anotación; o para solicitar una segunda corrección, en la que el examen será corregido por un profesor distinto al que lo hizo la primera vez.

Consulta aquí más noticias de Toledo.