La consejera de Educación del Gobierno vasco, Isabel Celáa, ha destacado que, de los casi 10.000 alumnos que se examinan de selectividad, 500 son de Formación Profesional y más de 400 quieren subir nota.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Celáa ha recordado que hay casi 10.000 estudiantes examinándose de la selectividad en la Comunidad Autónoma Vasca y "algunos de ellos proceden de la Formación Profesional".

"Por lo menos, 500 alumnos que este año se están examinando de selectividad, proceden de los ciclos formativos de grado superior, y unos cuatrocientos y pico alumnos quieren subir nota en la parte de la prueba específica", ha añadido.

En este sentido, ha explicado que "hay alumnos que han querido entrar en la carrera y, como la nota de corte era superior a la que habían sacado en sus resultados de selectividad, ahora mismo, se están presentando a la prueba específica, con carácter voluntario para subir nota".

"Es una gran movida en la que los alumnos tienen que sacar, al menos, cuatro puntos, entre las cinco pruebas comunes a las que se someten, para que la nota puntúe con la nota media de los dos cursos de bachillerato", ha indicado.

Tras señalar que, "generalmente, consiguen buenos resultados", ha destacado que su pretensión es que esta prueba sea "más discriminatoria en el sentido científico".

"Es decir, que, realmente, los alumnos que quieran entrar, por ejemplo, a la facultad de medicina o a otras facultades, o por ejemplo, educación infantil, en las que las notas de cortes son muy altas, que la prueba discrimine y distinga suficiente entre los alumnos como para que puedan conseguir sus deseos", ha añadido.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.