El presidente del PP de Gipuzkoa, Borja Sémper, ha reconocido que existe "preocupación" ante la posibilidad de que pueda reducirse el servicio de escoltas y ha advertido de que, en caso de que se lleve a cabo esta medida, el Gobierno se estará "precipitando innecesariamente".

En una entrevista concedida a ETB, recogida por Europa Press, el dirigente del PP se ha pronunciado de este modo preguntado por posibles modificaciones en el servicio de escolta a cargos públicos y personas amenazadas y ha precisado que, por su parte, está "deseando no que me la reduzcan, sino que me la quiten".

Según ha indicado, "significaría que, de una vez por todas, puedo ser un tipo normal que pasea por la calle con su niño de cinco años con la misma libertad que cualquier otro".

"Otra cosa es que las circunstancias, el momento actual, aconsejen tomar decisiones que pueden ser precipitadas, porque hay decisiones cuyas consecuencias luego pueden no tener marcha atrás", ha advertido.

En este sentido, ha insistido en que, "si algo hemos aprendido en estos años, es a que la necesidad que tenemos de que desaparezca ETA de una vez por todas no nos lleve a cometer errores de precipitación, no nos lleve a interpretar gestos y pasos como definitivos cuando no lo son".

Prudentes con la seguridad

Por ello, Sémper, que ha reconocido que, en su formación hay "preocupación", ha abogado por "ser prudentes" en materia de seguridad.

De este modo, ha señalado que, si se decide reducir el servicio de escolta, el Gobierno se estaría "precipitando innecesariamente". "No nos lleva a ningún sitio esta precipitación, genera miedos y tensiones en centenares de personas del PSE y del PP que se han jugado el tipo por ser concejales", ha apuntado el político guipuzcoano, que ha explicado que su partido "ha pedido y va a seguir pidiendo" que no se haga así.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.