La Guardia Civil de Melilla ha descubierto a una mujer de origen subsahariano oculta en el salpicadero de un coche conducido por un marroquí cuando pretendía cruzar la frontera entre Marruecos y Melilla.

Según ha informado a Europa Press un portavoz de la 2006 Comandancia, los hechos se produjeron sobre las 15,00 horas en la Aduana de Beni-Enzar, al procederse al control selectivo por parte de los guardias civiles de servicio en el lugar, de un turismo marca Renault, modelo 5 GTL, de color blanco y matricula marroquí, que en esos momentos pretendía acceder a la ciudad procedente de Marruecos, ocupado por su conductora.

Al iniciarse el reconocimiento, el agente solicitó de su conductora, una mujer joven que viajaba sola en el vehículo, que abriese el maletero para comprobar su estado, "accediendo a la petición con absoluta normalidad y entablando conversación con el guardia civil que efectuaba el registro, tratando de ganarse su confianza, llevándole hacía derroteros personales coqueteando con él y a solicitarle su número de teléfono" precisó el portavoz policial.

Ajeno a ello, añadió la citada fuente, el guardia continuó con la labor policial y una vez finalizado el registro en ese lugar, prosiguió en el interior del mismo, apreciando cierto detalle de interés policial que le hizo levantar sospechas al advertir una leve modificación oculta en la parte baja del salpicadero, lo que motivó que tras la retirada de una parte del mismo introdujese la mano, palpando lo que podía ser la pierna de una persona.

La evidencia de una persona oculta en ese lugar hizo que se desmontase todo el salpicadero con inmediatez, para lo cual literalmente se arrancó el mismo, al objeto de auxiliarla. El portavoz de la 2006 Comandancia ha subrayado que el vehículo utilizado en esta ocasión no es usual, porque se trata de un modelo de utilitario muy pequeño, y en el interior de tan exiguo habitáculo, se localizó a la mujer joven de origen subsahariano, cuya extracción resultó laboriosa, para no causarle daño al estar completamente encajonada.

Al lograr extraerla se le practicaron primeros auxilios ya que presentaba síntomas de entumecimiento y dolor en las articulaciones, si bien, no se precisó la presencia de los servicios sanitarios y su estado es bueno.

La mujer localizada es de origen subsahariano, de veinte años de edad, indocumentada y dice proceder de Costa de Marfil. El portavoz ha destacado por último por último la singularidad que supone que esta es la primera vez que las mafias que trafican con seres humanos utilizan a una mujer extranjera como conductora y viajando sola, para desviar la atención de los servicios establecidos. La detenida, atiende a las iniciales M.B. es de nacionalidad marroquí, natural y vecina de Nador (Marruecos), que ha pasado a disposición judicial como supuesta autora de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, conocido coloquialmente como "tráfico de inmigrantes".

Consulta aquí más noticias de Melilla.