Tiburón
Bucear con tiburones se puede practicar en varios lugares del mundo. Alban

Un 40% de las alrededor de sesenta especies de tiburones y rayas que habitan el Mar Mediterráneo están en peligro de extinción o amenazadas, una situación preocupante porque además se ha acentuado en los treinta últimos años.

Los datos los ha facilitado la experta en tiburones y jefa de acuaristas de Palma Aquarium Diana Alonso, con motivo del mes de apoyo al tiburón que organiza la entidad en junio a partir del domingo, coincidiendo con la celebración de los Días Internacionales del Medioambiente y de los Océanos.

"La situación es muy preocupante en el Mediterráneo porque casi la mitad de las especies de tiburones y rayas están amenazadas y un tanto por ciento también elevado está a punto de entrar la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN)", señala Alonso.

Casi la mitad de las especies de tiburones y rayas del Mediterráneo están amenazadas La acuarista recuerda el papel esencial en el equilibrio biológico que juega el tiburón por estar en la cumbre de la cadena trófica, de manera que si su existencia se desequilibra afectará a todos los escalones.

"Si escasean los tiburones, dejan de alimentarse de una serie de especies que crecerán mucho en número y acabarán a su vez con otras especies que son su alimento y todo se desequilibra. Puede ser un desastre", detalla.

Preocupante situación

La especialista advierte que la situación de peligro para estos animales se ha acentuado recientemente ya que "en los últimos 30 años se ha reducido un 80% la población mundial de tiburones y rayas".

Alonso considera que es necesario un cambio legislativo que limite la pesca y proteja los tiburones en todo el planeta. Según Alonso, "el problema es que no hay una legislación internacional única al respecto y por tanto no hay coordinación" entre los distintos países y las restricciones existentes no resultan efectivas.

En los últimos 30 años se ha reducido un 80% la población mundial de tiburones y rayas Propone la creación de reservas marinas que faciliten la reproducción de los tiburones porque su tasa de natalidad es muy baja puesto que alcanzan la madurez tardíamente, tienen gestaciones muy largas y su esperanza de vida es corta.

Además pide la prohibición del "aleteo", que consiste en pescar los tiburones solo para cortarles las aletas y la cola, la parte más preciada, y después arrojar el resto del cuerpo del animal al mar, donde acaba por ahogarse.