Fitch Ratings ha sacado de vigilancia 'negativa' el rating de Castilla-La Mancha y ha ratificado sus calificaciones a largo plazo 'A' y a corto plazo 'F1' con perspectiva 'negativa'.

Según ha informado la agencia de calificación en un comunicado, las afirmaciones reflejan que Castilla-La Mancha ha logrado refinanciar su deuda de corto plazo, a pesar de la ausencia de un plan de consolidación de finanzas aprobado.

A juicio de la agencia de calificación, la región "sigue siendo muy dependiente de la financiación a corto plazo y, por lo tanto, tiene una alta exposición al riesgo de refinanciamiento", aunque una vez que su plan sea aprobado por el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CFFP) "será capaz de reestructurar su deuda a corto plazo a las obligaciones a largo plazo y reducir el riesgo de refinanciamiento".

Sin embargo, la perspectiva negativa refleja los retos que enfrenta la región para reducir su déficit en el contexto de un entorno económico "débil" y con alto desempleo. Fitch reconoce la voluntad de la administración regional de recortar gastos, aunque la agencia considera que la reducción total prevista en el gasto, según se detalla en el presupuesto regional, "será exigente y puede tomar más tiempo de lo previsto".

Consulta aquí más noticias de Toledo.