Así lo asegura un estudio elaborado por el Reial Automòbil Club de Catalunya (RACC) y el fabricante Jané tras entrevistar a 760 conductores y observar el comportamiento de otros 953 en la capital, Barcelona y Valencia.

Además, un 6% de los menores no sólo circula sin sillita, sino que tampoco lleva puesto el cinturón de seguridad.

Los niños de 7 a 12 años son los que menos usan la sillita
El uso de estos sistemas de retención es mayor entre los niños de hasta seis años (pasando del 52% al 87% en tres años) que entre los chicos de siete a 12 años. En este grupo de edad, más de la mitad de los críos no se sienta en la sillita.

No soportar rebeldías

Desde el RACC aconsejan a lo padres ser inflexibles, ya que la ley indica que todos los ocupantes de menos de 150 cm de estatura deben usar un sistema de sujeción homologado a su talla y peso.

A pesar de que el 82% de los encuestados admite que no conocen la normativa, una gran mayoría (88%) asegura que la cumple.