Santi Carrillo
El director de la revista musical 'Rockdelux', Santi Carrillo. Archivo

Lleva cerca de 20 años dirigiendo Rockdelux, la revista musical de referencia del indie en España, de las nuevas tendencias alejadas del mainstream y de los gafapastas. Ahora, Santi Carrillo, anuncia el salto definitivo de la publicación a Internet, aunque "con precaución". El jueves lo celebrará en una sala de Madrid con las actuaciones de Nacho Vegas y Refree. Mientras, habla con 20minutos.es de la SGAE, de las radiofórmulas, de la música que le conmueve o de Camela.

¿Por qué el rock es un lujo?
El nombre de la revista, Rockdelux, es un tanto desafortunado. Cuando nació la revista en el 84 era la postmovida y 'deluxe' era un término que sonaba en el ambiente. Lo adoptamos y con él nos hemos quedado. Por otra parte, responde al intento de la publicación de hablar del rock más lujoso en cuanto a interesante y raro, pero a la vez atractivo. Intentamos huir de la música más trillada. Al fin y al cabo, eso es lo que define la personalidad de la revista.

¿Cómo se convence a la gente para que escuche discos súper raros?
Es difícil. Si te dejas llevar por los gustos masivos, escucharás radiofórmulas que ofrecen la música más fácil y directa. Pero si tienes  otras inquietudes y quieres encontrar música que no sea la de siempre, ahí entramos nosotros.

Los 40 principales hacen que la música sea peor en España El director de Los 40 dijo de ustedes que no iban a cambiar la música en este país. ¿Aquello le escoció?
Es cierto, nosotros no tenemos el poder para cambiar la música de este país, ni de ningún otro. Además, en España no hay una tradición musical como en Francia, donde el propio Ministerio de Cultura la impulsa, o en Estados Unidos, Gran Bretaña, Brasil, Cuba, Jamaica... Aquí gusta la música festiva, como acompañamiento para una juerga. El flamenco es la única excepción. Los 40 principales se aprovechan de eso y hacen que la música sea peor mediante un discurso poco trabajado en el que no prima la calidad, que les trae sin cuidado. Los 40 y Rockdelux son dos medios antagónicos. Nosotros somos conscientes de que nos dirigimos a minorías selectas, pero que también son importantes. Hay muchas minorías que sumadas pueden suponer un gran número de gente.

¿La mayoría, entonces, se equivoca?
No es que se equivoque. Las radiofórmulas como Los 40 son escuchadas por mucha gente, pero por lo general esos oyentes no tienen criterio musical, la música  no les importa demasiado. ¡Que conste que no quiero menospreciar a nadie: están en su derecho de que les interese la música o no! Nosotros nos dirigimos a quienes les gusta la música. Sin querer entrar en guerras con nadie.

¿Cómo se reconoce la buena música?
Eso no se puede explicar, ¡es tan subjetivo! De hecho, si comparas las críticas de revistas musicales como Rockdelux, Mondo Sonoro o Ruta 66, te darás cuenta de que las valoraciones no coinciden. Quizá para nosotros lo mejor sean James Blake y Animal Collective, mientras que para Mondo Sonoro lo más reseñable sean Ojos de Brujo. Lo que intentamos cada uno es explicar desde nuestro punto de vista cuál es la música que creemos más interesante. Por eso cada revista tiene unos determinados seguidores que coinciden con ese criterio.

La SGAE es como un Ministerio de Cultura en la sombra ¿Usted logra vivir sin descargarse música de los P2P?
Nosotros tenemos oportunidad de escuchar los discos de los grupos porque nos los envían las discográficas. Pero creo que la música se está desprestigiando con la cultura de lo gratis: no se paga por ella y cada vez se valora menos. Por otra parte, Internet ha propiciado que la gente tenga acceso a una gran variedad de música y que nuevas bandas se den fácilmente a conocer. No vamos a ir en contra de las costumbres, es lo que hay ahora mismo, pero habría que premiar el esfuerzo de los músicos y no descartar que hay que pagar por su trabajo. Sin dogmatismos y sin mezclar otros asuntos como la SGAE que...

¿Qué opinión tiene de la SGAE?
La SGAE tiene un problema de marketing, no se sabe explicar, pero su labor es necesaria. En todos los países hay sociedades de autores, y por lo general más de una. La diferencia es que en esos países no tienen el monopolio que la SGAE tiene aquí; ni tienen unas atribuciones que les ha otorgado el Ministerio de Cultura como si se tratara de otro Ministerio de Cultura en la sombra. En cualquier caso, esas entidades deben existir para que los autores puedan cobrar por su trabajo, pero bien gestionadas. La SGAE debe ser más clara, no explican exáctamente dónde va el dinero, a veces no revierte en los artistas pequeños que son los que más lo necesitan.

En Internet, si se pone su nombre, lo primero que aparece es un link a una "tensa entrevista a Ramoncín".
Es increíble la popularidad que ha alcanzado esa entrevista al colgarla en Internet. Se publicó en papel hace 15 años. Supongo que es por el odio que genera la figura de Ramoncín, es el estandarte de la SGAE. En esa entrevista se retrata diciendo algunas tonterías y la gente lo retuiteó.

Camela no es tan malo como muchos creenSupongo que Ramoncín no le habla desde entonces...
Yo era muy joven, muy atrevido y quizá un poco pedante. Antes de comenzar la entrevista, le dije que no me había gustado su disco y entonces él contestó que no me concedía la entrevista. Incluso me amenazó... Por eso fui tan duro, ¡pero es que él me quería partir las piernas!

¿Qué es lo más interesante que está ocurriendo en el mundo de la música?
Creo que el de James Blake puede ser uno de los discos del año. Dentro de lo 'raro', no lo es en absoluto: más bien parece un cantante de soul antiguo, un poco folk. Podría gustar a todo el mundo si su música se emitiera en medios de gran difusión.  Los ruiditos extraños que incluye y que pueden echar atrás a algunos, son muy sutiles. Su música es solo minoritaria en apariencia. También PJ Harvey acaba de hacer un disco espléndido, quizá el mejor de su carrera. En cuanto a otros aspectos, lo más emocionante de los últimos tiempos es la oportunidad de tener al alcance de la mano tantísima música.

Alaska (Fangoria) llegó a defender a Camela. ¿Algún día Rockdelux perderá la compostura?
Que conste que Camela no es tan malo como muchos se creen. De hecho elegimos uno de sus clips como uno de los mejores del año. Es una música de los suburbios, con una mezcla entre canción aflamencada de toda la vida y tecno casero y cutre que conseguía un resultado muy directo y redimensionaba las letras de amor.

  • Rockdelux celebrará este jueves, 19 de mayo, una fiesta en la sala Shôko de Madrid para celebrar el lanzamiento de su nueva página web. Contará con las actuaciones de Nacho Vegas (con la colaboración de Abraham Boba), Refree y una sesión de El Guincho como Dj. La invitación es gratis hasta llenar aforo.