El renacer de las artes gráficas durante el expresionismo alemán, en el MoMA

  • La exposición 'Exprexionismo alemán: el impulso gráfico' saluda el renacimiento de técnicas como el grabado en madera o la litografía.
  • La antología, con 250 piezas, recopila lo mejor del movimiento. La exposición virtual permite ver hasta 3.200 trabajos con gran detalle.
  • Hay obras de Max Beckmann, Otto Dix, George Grosz, Erich Heckel, Ernst Ludwig Kirchner, Oskar Kokoschka, Emil Nolde, Max Pechstein y Egon Schiele
Litografía de Emil Nolde
Litografía de Emil Nolde
© Nolde Stiftung, Seebüll, Germany

La explosión creativa de las artes gráficas durante el Expresionismo alemán es el tema de una exposición en el MoMA (Museo de Arte Moderno) de Nueva York. La muestra quiere mostrar como los artistas del movimiento volvieron a practicar, con vigor y entusiasmo, técnicas que estaban en decadencia y dieron un impulso definitivo a la litografía, el grabado en madera, los dibujos o la ilustración.

German Expressionism: The Graphic Impulse (Expresionismo alemán: el impulso gráfico) presenta "el renacimiento sin precedentes" de las artes gráficas en Alemania y Austria durante las dos prímeras décadas del siglo XX como el resultado de una coincidencia de factores artísticos, estéticos, sociales y económicos. Los expresionistas pretendían indagar en la esencia profunda del ser humano y estaban dispuestos a hacerlo con todos los medios a su alcance, añaden los responsables de la exposición.

Dos décadas de interés

El interés por las artes gráficas, que prendió en todos los artistas del movimiento, se extendió desde los albores expresionistas, alrededor de 1905,  prosiguió durante los años oscuros de la primera década del siglo XX y la I Guerra Mundial y tuvo su colofón en la turbulenta postguerra de los años veinte.

En la muestra hay obra gráfica de los grandes nombres del movimiento: Max Beckmann, Otto Dix, George Grosz, Erich Heckel, Ernst Ludwig Kirchner, Oskar Kokoschka, Emil Nolde, Max Pechstein y Egon Schiele.

Estos artistas, dicen en el MoMa, afrontaron las artes gráficas "con una dedicación y un fervor sin paralelismo en la historia del arte". Si bien la técnica preferida fue el grabado en madera, que revolucionarion, también trabajaron con litografías y aguafuertes.

German Expressionism: The Graphic Impulse está organizada según la cronologia. Se inicia con un repaso a la escena artística de los tres grandes centros urbanos en los que nació el Expresionismo, Dresde, Munich y Viena, las dos primeras con los grupos, respectivamente, Brücke (Puente), Der Blaue Reiter (El Jinete Azul), y la tercera con el trabajo de Koskoschka y Schiele.

El segundo espacio está dedicado a Berlín, ciudad a la que se trasladaron muchos artistas a partir de 1910. El tercero, a los años de la guerra, con el trabajo de Otto Dix como punto estelar. El cuarto, a la postguerra, la República de Weimar y la crisis económica, y el último a la Neue Sachlichkeit, nueva objetividad, marcada por el cinismo y desilusión.

Quienes visiten el museo pueden ver fisicamente 250 piezas, pero la exposición online es mucho más amplia, con hasta 3.200, digitalizadas de la colección de obras expresionistas en papel de los fondos del MoMA, una de las colecciones más amplias del mundo de esta época. Los trabajos de escaneado en alta resolución de la colección de cartelería, libros, ilustraciones, grabados y revistas tardaron cuatro años.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento