Los policías del Puerto de Málaga ha alertado este viernes de las "pretensiones" por parte de la Autoridad Portuaria de privatizar el servicio de seguridad de la estación marítima de cruceros, una actuación que afectaría a unos 70 agentes que trabajan en el recinto de la capital y ante la cual "no nos vamos a quedar quietos".

Así lo han denunciado en rueda de prensa miembros del comité de empresa de la Autoridad Portuaria de Málaga y de los sindicatos CCOO, UGT y USO, a quienes se les ha anunciado que ya se ha contratado personal privado para ejercer la seguridad en la estación marítima de cruceros.

En este sentido, han afirmado que no entienden "por qué transferir el negocio cuando empieza a dar beneficios". "¿Es que el responsable del puerto, Enrique Linde, está sometido a alguna presión por parte de alguna naviera para llevar a cabo la privatización de este servicio?", se ha cuestionado el delegado sindical de UGT y miembro del comité de empresa, Juan Antonio Triviño, quien ha matizado que "no existe ninguna explicación" al respecto.

"Los ciudadanos sabemos que la seguridad en manos públicas es garantía de éxito y en manos privadas, muchas veces, es garantía de negocio", ha espetado, al tiempo que ha especificado que ésta "no se puede poner en manos privadas, sobre todo, cuando existen los medios públicos y, sobre todo, cuando esos medios han sido reconocidos por todos como eficientes".

Para ellos, la solución pasa por que "se continúe con lo que bien se está haciendo", una solución, han añadido, que "está en manos de Linde", a quien ha pedido que "siga trabajando en la misma línea en la que estaba trabajando, que era buena para la ciudad y para los trabajadores".

Como medida de protesta, los policías portuarios permanecerán encerrados en el edificio de la Autoridad Portuaria de Málaga hasta este sábado, cuando se desplazarán hasta la supuesta inauguración de la ampliación de la estación marítima, donde "esperamos que no aparezca ningún vigilante de seguridad privada y donde estarán los policías portuarios dispuestos a seguir trabajando y prestando el buen servicio a los pasajeros".

"no habrá pérdida de puestos de trabajo"

Por su parte, el presidente de la Autoridad Portuaria ha explicado que el planteamiento de esta institución es que, "por imperativo legal, en las estaciones marítimas de cruceros que son concesionadas, la seguridad interna de las mismas corresponde al concesionario", por lo que ésta "no puede ser una excepción".

"Jurídicamente no podemos hacer nada", ha insistido Linde, quien ha manifestado que "los problemas no pueden magnificarse hasta el punto de pensar que se están poniendo en riesgo los puestos de trabajo de la policía portuaria —del recinto malagueño—. Eso en absoluto".

En este sentido, se ha comprometido, como institución, a que la policía portuaria —tanto plantilla como bolsa— del puerto malagueño "seguirá ejerciendo las funciones que hasta ahora está ejerciendo", incluso, "me he ofrecido a firmar un documento comprometiéndome" a ello, ha señalado.

"No hay el más mínimo atisbo de riesgo de pérdida de puestos de trabajo ni presente ni futuro ni remoto", ha asegurado, indicando, además, que seguirán manteniendo su actividad en la estación de cruceros pública, en la parte sur, y del Palmeral de la Sorpresas.

Consulta aquí más noticias de Málaga.