Acampando para ver la boda real
Una pareja acampa en el parque Saint James mientras espera para ver a Kate Middleton. Juan Medina / REUTERS

Miles de personas acampadas en varios puntos de Londres -y millones en todo el mundo- aguardan este viernes con ilusión o simple curiosidad la celebración del esperado enlace entre el príncipe Guillermo y su novia Kate Middleton, la boda del año en el Reino Unido. Centenares de admiradores han pasado la noche en tiendas de campaña frente a la abadía de Westminster, donde en las próximas horas se casarán los novios, y en diversos parques londinenses para poder seguir hoy en vivo y en directo, aunque sea por televisión, el casamiento de la joven pareja.

Se espera que los 1.900 invitados empiecen a llegar poco después de las 9.00, hora española

Muchos de los que esperaban ya anoche en la amplia avenida conocida como The Mall, frente al palacio de Buckingham, así como numerosos curiosos se vieron recompensados al salir inesperadamente el príncipe Guillermo a saludarlos, estrechando las manos de muchos de ellos, charlando y dejándose fotografiar.

Se espera que los 1.900 invitados a la ceremonia en la abadía empiecen a llegar poco después de las 9.00 (hora española) -los miembros de Familias Reales extranjeras lo harán algo más tarde, a las 11.20-, y está previsto que Guillermo y su hermano Enrique, el padrino de la boda, entren en el templo alrededor de las 11.15.

El novio, que irá vestido con el uniforme escarlata de coronel de la Guardia Irlandesa, habrá de esperar casi tres cuartos de hora a que aparezca su prometida, quien dejará con su padre, Michael, el lujoso hotel londinense donde ha pasado su última noche de soltera para ir al templo a las 11.51 en una limusina Rolls-Royce Phantom VI, después de que lo hayan hecho su madre Carole, su hermano James y su hermana Philippa, que será la dama de honor.

Según el programa oficial, la reina Isabel II y su esposo Felipe de Edimburgo llegarán sobre las 11.45, poco después que el príncipe Carlos, padre del novio, y su esposa Camilla.

La ceremonia nupcial, oficiada por varios clérigos, entre ellos el arzobispo de Canterbury y primado de la Iglesia Anglicana, Rowan Williams -encargado de casar a los novios-, empezará a las 12.00 y se espera que finalice poco después del mediodía londinense, cuando los recién casados empezarán su procesión en carroza hasta el Palacio de Buckingham.