'Blue Girl With Wine', 1997
Uno de los cuadros de Tim Burton que serán exhibidos en el LACMA © Tim Burton, 2001

El año lleva el marchamo de Tim Burton. El cineasta deshoja la margarita sobre su posible nueva película, que podría ser una adaptación en tres dimensiones de La famila Adams, basada en los dibujos originales de Charles Adams y no en la serie de televisión; una recreación de la soap opera gótica Dark Shadows; un remake de su corto Frankeenweeine (1984), o un largometraje basado en el juego Monsterpocalypse...

Mientras tanto, a su alrededor sopla un ciclón de acontecimientos: exposiciones, reediciones, publicaciones y homenajes.

En mayo llega al Los Angeles County City Museum of Art (LACMA) la exposición Tim Burton, que fue inaugurada en Nueva York en 2009, viajó a Melbourne (Australia) y Toronto (Canadá) y, tras su parada californiana, se irá a Europa (París, de mayo a agosto de 2012).

En esencia es la misma muestra -una gran antología del cosmos creativo y multifacético de Burton-, pero en cada parada del itinerario el contenido crece y ofrece novedades.

Un escenario burtonesco con un Niño Globo de siete metros

El cineasta y dibujante ha colaborado con los técnicos del museo para convertir el Pabellón Resnick en un escenario burtonesco. En los jardines exteriores se exhibirán siete nuevas piezas, entre ellos un enorme Niño Globo de siete metros de altura y muchos ojos que remite a los personajes que Burton dibujó en el libro La melancólica muerte de Chico Ostra. De la misma obra procede un Niño Robot.

El grueso de la exposición, que agrupa más de 700 piezas (dibujos, fotografías, vídeos, películas, muñecos, storyboards, maquetas, vestuario...), se estructura en torno a Burbank, la ciudad vecina de Los Ángeles donde Burton nació en agosto de 1958, pasó toda su infancia y adolescencia y encontró su primer empleo como animador de la productora Disney.

Capital mundial de los 'media'

Como si se tratase de un territorio mítico, la llamada "capital mundial de los media", según dice uno de los lemas de la ciudad (donde también tienen su sede Warner, NBC, ABC y Nickleodeon), sirve a Burton para ordenar formal y sentimentalmente su obra.

La exposición consta de un recorrido cronológico de tres etapas: Sobreviviendo a Burbank, que se dedica a las obras tempranas de animación casera del artista durante los años setenta y ochenta; Embelleciendo a Burbank, que repasa sus estudios superiores en Artes y los cuatro años de trabajo para Disney (donde dejó constancia de su trazo en películas como Tron y Taron y el caldero mágico); y Más allá de Burbank, donde se explora el camino de Burton como cineasta masivo y de éxito, desde La gran aventura de Pee-wee (1985) hasta Alicia en el país de las maravillas (2010).

Todas las colaboraciones Burton-Elfman ocupan 16 discos La gran muestra del LACMA -que ya ha comenzado a vender entradas para la exposición- tiene música específica compuesta por Danny Elfman, que ha trabajado en las bandas sonoras de 13 de las películas de Burton desde 1985.

La celebración de este cuarto de siglo sirve a la productora Warner Bros. Records para el lanzamiento este mes del cofre de 16 discos The Danny Elfman & Tim Burton 25th Anniversay Music Box.

La caja -un capricho por el que hay que desembolsar nada menos que 500 dólares, unos 340 euros- reune las bandas sonoras por primera vez y añade numerosos cebos para los fanáticos: el hasta ahora nunca editado score de La gran aventura de Pee-wee; la música de la serie de Burton para Internet The World of Stainboy (2000) y demos embrionarios de los temas de las partituras de casi todas las películas.

Finalmente, la galería Nucleus, de Pasadena-California (EE UU), expone un homenaje colectivo a la película de Burton Eduardo Manostijeras (1990) al que concurrieron el año pasado, para celebrar el vigésimo aniversario del estreno, centenares de artistas de varios países que enviaron sus obras al blog de Sebastien Mesnard, comisario de la muestra.