El secretario general del PSOE-A en Córdoba y candidato socialista a la Alcaldía de la capital, Juan Pablo Durán, ha anunciado este domingo que "cuando sea alcalde de Córdoba" eliminará los gastos en comidas institucionales del Ayuntamiento, como una de las medidas incluidas en el plan de austeridad del programa electoral con el que concurrirá a las próximas elecciones municipales del 22 de mayo.

En un comunicado de prensa, Durán ha destacado que se reducirá el número de teléfonos móviles del Consistorio y se limitará el consumo de estos y también de los fijos, como otra de las medidas destinadas a reducir los gastos del Ayuntamiento y favorecer el ahorro. En este sentido, ha recordado su compromiso de que, "cuando sea alcalde de Córdoba", todos los viajes que realicen concejales y personal del Ayuntamiento en representación del Consistorio "sean en clase turista", como medida para reducir el gasto en el Ayuntamiento.

En esta línea, el candidato socialista ha indicado que a estas medidas se añade la supresión del servicio de escoltas de los concejales, ya que "las circunstancias que obligaron a ponerlo en marcha han cambiado", y se sustituirá por "medidas de contravigilancia, que permitirán mantener la seguridad de los ediles pero disminuyendo gastos".

Durán ha hecho hincapié en que el plan de austeridad recoge también la reducción de coches oficiales en el Ayuntamiento de Córdoba, "eliminando los asignados en este momento a los portavoces de los grupos políticos y al alcalde, de manera que se promueva que los concejales compartan vehículo".

Esta medida significará, según el candidato socialista, "un ahorro para el Ayuntamiento y una contribución a una movilidad más sostenible". Además, ha recordado que el plan de austeridad se sustenta en tres partes, la disminución de gastos de funcionamiento del Ayuntamiento, a través de planes de ahorro de cada una de las áreas, lo que permitirá un 30 por ciento de ahorro. Otra parte se centraría en el ahorro financiero, mediante la gestión de la deuda externa del Consistorio, y la tercera parte supondría una reducción de cargos públicos.

Esta reducción de cargos públicos dejaría en 20 el número de concejales con dedicación exclusiva y en 20 empleados como personal de confianza. Asimismo, los coordinadores y directores generales pasarían de 27 a 14, ha afirmado Durán, añadiendo que todas estas medidas "servirían para ahorrar un 50 por ciento en el cómputo global del Ayuntamiento". De esta manera, se conseguirá, ha recalcado, "un ahorro real y efectivo, que redundará en beneficio de los ciudadanos, pues se mejorarán los servicios pero con menos gastos".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.