Miles de personas, muchas de ellas de niños, han acompañado este Domingo de Ramos al paso 'La entrada triunfal de Jesús en Jerusalén', comunmente conocido como 'La Borriquilla', dentro de la procesión de Palmas de Valladolid.

La procesión, que ha abarrotado las calles del centro de la ciudad portando palmas y ramos de olivo, ha contado con la participación de su cofradía titular de la Santa Vera Cruz y por las secciones infantiles del resto de las cofradías vallisoletanas.

El desfile partió de esta parroquia minutos antes del mediodía en dirección a la Catedral, de donde regresó horas después a la Vera Cruz. Previamente, el arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, ha bendecido en la Seo las palmas y ramos de los fieles congregados, precisamente cuando se cumple un año de su toma de posesión como prelado de esta Archidiócesis, que tuvo lugar el 17 de abril de 2010.

Entre los asistentes se encontraban un gran número de niños que agitaban sus palmas y ramos de olivo y hacían sonar sus carracas al paso de 'La Borriquilla' y de las distintas cofradías, algunas de ellas con bandas de cornetas y tambores o de dulzainas que interpretaban canciones como el 'Cristo del Amor', la 'Virgen de la Paloma o las 'Sagradas vestiduras', entre otras.

Por su parte, la Plaza Mayor de la capital presentó también una gran afluencia de personas que esperaron la llegada del paso y de las secciones infantiles de las 19 cofradías de Valladolid, integradas por sus miembros de menos de 14 años.

En primer lugar desfilaron los jóvenes miembros de la Cofradía del Santo Cristo del Despojo seguidos de, entre otras, las de Nuestro Padre Jesús Resucitado, del Santo Sepulcro o de la Exaltación de la Santa Cruz y Nuestra Señora de los Dolores. El desfile lo finalizó la Cofradía de la Vera Cruz, en cuya iglesia acabó la marcha.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.