Las empresas y comercios de la provincia de Málaga buscan nuevas herramientas, sobre todo, ante la actual coyuntura económica, para mantener o aumentar sus ventas, pero también para dar salida a las mercancías que quedan fuera de temporada, destacando, en este sentido, Internet.

La creciente confianza en la red y sus múltiples herramientas la posicionan como un importante motor a la hora de dinamizar la liberación de 'stock' de muchas empresas por su mayor visibilidad, tal y como han informado a Europa Press desde el portal comercial MálagaMarket.

Así, han explicado que los últimos años han provocado una modificación en los ciclos de venta, pues las rebajas se adelantan cada temporada y los periodos promocionales se amplían para buscar mantener las ventas, lo que provoca que "muchos productos que pueden ser de interés para el cliente, pasen desapercibidos".

En este sentido, las herramientas que ofrecen Internet y las nuevas plataformas de comercio online se muestran como "un arma irrenunciable para los comerciantes de la provincia", ya que la web "amplía el mercado potencial de los negocios, haciéndoles llegar ofertas interesantes, por lo que se incrementan a la vez las posibilidades de venta del producto".

Además, señalan, la presencia en la red contribuyen a un aumento de la visibilidad de los negocios y una mayor cercanía con los clientes a un precio más bajo. En este sentido, han indicado que los nuevos sistemas aumentan la rentabilidad que obtiene la empresa de su uso de Internet, pues ya "no es necesario invertir grandes cantidades de dinero para hacer una gran web".

"Es más útil posicionarse bien y dirigirse a un público receptivo a nuestros productos", han afirmado los responsables de la plataforma, incidiendo, además, en que la red permite segmentar mucho las promociones, ofertas y mensajes que se hacen llegar a los usuarios, asegurando mayores ratios de visibilidad y rentabilidad.

Asimismo, la denominada como "era de las redes sociales" también afecta a la forma que tienen los usuarios de consumir, provocando que, por ejemplo, la gente pueda compartir aquellos contenidos de su interés o enviar noticias y promociones que consideran que pueden resultar relevantes para sus contactos.

De esta manera se consiguen dos metas, por un lado, se llega a un público específico, receptivo a ofertas para ese tipo de productos; y, por otro, la visibilidad de la promoción y de la empresa aumenta "exponencialmente", han señalado.

Desde MálagaMarket han apuntado que el perfil de las empresas malagueñas que tienen escaparates virtuales responde en su mayoría a franquicias y cadenas, aunque se observa un incremento de comercios y negocios independientes. Éstos suelen ser principalmente pequeñas y medianas empresas (pymes) dirigidas por personas formadas ya en la cultura de Internet y habituadas al uso de las redes sociales.

Consulta aquí más noticias de Málaga.