El colectivo de presos de

Eta eppk afirma que la "prioridad" en este momento es "construir el proceso democrático" y añade que se situará "en primera línea en esa dirección".

En un comunicado remitido a Gara, también denuncia la muerte la pasada semana del preso de ETA, Mikel Ibañez, que padecía un cáncer, y de la que responsabiliza al Estado español.

EPPK asegura que seguirá "firme" y que apuesta por "construir el proceso democrático". A su juicio, ésa es la "prioridad" en este momento y anuncia que el colectivo "estará en primera línea en esa dirección".

Asimismo, indica que resulta "imprescindible" la participación y activación de todos los ciudadanos para construir ese proceso. "Sin esperar a nada y a nadie, sin estar mirando a nadie. Nosotros, los ciudadanos vascos y los agentes vascos, tenemos la responsabilidad de construir el proceso democrático. Está en nuestras manos llevar ese proceso al final y lograr el marco que permita la libertad de nuestro pueblo", añade el colectivo.

Además, asegura que fue ese mismo compromiso lo que "llevó a la muerte" a Mikel Ibañez. Ibáñez, que se encontraba en libertad condicional decretada por la Audiencia Nacional desde el pasado mes de enero por motivos de salud, falleció el pasado 7 de abril.

"Que nadie piense pues que su muerte ha sido natural. A Mikel lo ha matado el Estado español, las medidas de guerra que aplican contra EPPK", concluye.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.