Los partidos minoritarios también tienen voz en las elecciones israelíes

Las elecciones generales que tendrán lugar próximamente en Israel parecen tener un ganador seguro, el Partido Kadima, del primer ministro en funciones Ehud Olmert.  Este hecho unido a la insatisfacción de los isrealíes con la política tradicional da pie a que nuevos y minoritarios partidos, que cuentan con originales propuestas, entren en la batalla electoral y tengan la oportunidad de ganar algún escaño.
Logotipo del partido israeli Ale-Yarok.
Logotipo del partido israeli Ale-Yarok.
20minutos.es

Además de combate entre los principales pesos pesados en las elecciones israelíes, entre el Kadima, el Likud y los laboristas, el mapa electoral israelí depara alguna que otra sorpresa.

Éste es el caso del Partido Hoja Verde, que quiere legalizar la marihuana.

O el Partido para la Lucha con los Bancos, que persigue una reducción de las tarifas y comisiones.

En ese mapa también hay hueco para un partido que defiende a los inmigrantes judíos etíopes, una de las comunidades más pobres de Israel.

Todos esos partidos, como informa Reuters, luchan por hacerse con un pedazo del pastel que representan los votantes cada vez más desencantados con una política que parece centrarse en un solo tema, el del conflicto con los palestinos, y en la que el tráfico de influencias resulta ser una moneda común.

Sus intereses pueden verse además favorecidos por el hecho de que las actuales elecciones parecen una cosa cantada, con el partido del centrista Kadima liderando todas las encuestas con un programa que incluye la retirada de algunos asentamientos de Cisjordania.

Un 20% de indecisos

“Parece claro que los ciudadanos israelíes están cansados de la política, como pone de manifiesto el creciente número de votantes indecisos”, dijo Hanna Herzog, una socióloga político de la Universidad de Tel Aviv.

Éstos, según las encuestas, podrían representar el 20% del total.

"Votar por… partidos como el Partido Hoja Verde… es una forma de resistirse a la clase política”.

El Partido Hoja Verde, que utiliza como logo una hoja de cannabis y cuenta con un programa ultraliberal, podría ganar sus primeros escaños en el Parlamento si superara la barrera del 2%.

Defensa de los pobres

La mayoría de estos partidos minoritarios incluyen en sus programas medidas para combatir la pobreza, que se estima afecta al 20% de los 6,9 millones de israelíes.

Como asegura Eliezer Levinger, del Partido para la Lucha con los Bancos, su labor, incluso si no les reporta ningún escaño, sirve introducir nuevos temas en las campaña política, que luego puedan ser adoptados por los partidos mayoritarios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento