Casi el 20% de las viviendas que hay en Galicia están vacías
Un total de 17.000 viviviendas en A Coruña están deshabitadas. M. vila
El mercado inmobiliario es un contrasentido. Mientras los arquitectos piden a los ayuntamientos que frenen sus planes urbanísticos, dado el alto volumen de nueva construcción, y los precios siguen subiendo como la espuma (un 14,8% en 2005), en Galicia no hacen falta más pisos. No, si entrasen en el mercado las 229.360 viviendas que, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), están vacías, y que mayoritariamente sus dueños no quieren vender.

Esto supone que casi dos de cada diez viviendas de la comunidad (hay 1.308.363) están deshabitadas. Una situación en la que sólo Extremadura (con un 18% de pisos vacíos) consigue superar a Galicia (17,6%).

Lugo está a la cabeza

Eso sí, A Coruña y Vigo son las ciudades menos perjudicadas, con porcentajes del 14,9% y 14,5%, respectivamente. En el lado contrario se encuentra Lugo (donde una cuarta parte de los pisos están vacíos), aunque en un caso y en otro las casas deshabitadas comparten características similares.

Así, la gran mayoría de las viviendas sin ocupante están en buen estado. Lo están el 78% de los pisos vacíos que hay en las siete grandes ciudades, y muchas de estas viviendas ni siquiera han cumplido 15 años.

Sin estrenar

Las inmobiliarias responden a la incógnita de por qué un piso seminuevo no se vende ni se alquila. La respuesta revela que muchos ni siquiera han sido estrenados. «Compraron como inversión y no tienen prisa por vender», explican desde la inmobiliaria coruñesa Los Puentes. Por eso ponen precios «inflados» y «desfasados» a sus propiedades, que hacen que permanezcan durante años en la oferta de las inmobilarias.

«Están esperando a que el mercado suba todavía más porque su principal objetivo es poder venderlo al precio que ellos quieren», añaden desde la inmobiliaria Sánchez Rubal.Las maniobras especulativas en la comunidad gallega llevan a su culmen en barrios como el coruñés de Los Rosales, donde algunos promotores retienen durante un largo periodo hasta la mitad de las viviendas de un edificio, aunque el inmueble en cuestión tenga ya siete años.

A este buen puñado de pisos que no han sido estrenados se suman los adquiridos por inversores particulares y que tampoco salen a la venta porque el propósito de sus dueños es hacer el mejor de los negocios.

CASTIGOS MAS IMPUESTOS

El Ayuntamiento de A Coruña castiga a los propietarios que no venden o alquilan sus pisos: se les cobra un 25% más en el impuesto de bienes inmuebles (IBI). En Vigo no hay represalias.

ALQUILER DEMASIADO BARATO

Es lo que piensan muchos propietarios del precio máximo fijado por la Xunta en su plan de alquiler. Por eso, optan por mantener sin prisas sus pisos en el mercado libre a precios más caros.

LA XUNTA MEDIDA POR LO BAJO

Su plan para ocupar los pisos vacíos es ayudar al comprador si logra adquirir la vivienda a precio de protegida. Una medida que no funciona para los propietarios inversores sin prisas.