Estudiantes de la US desarrollan un lenguaje universal entre bacterias

Un grupo de estudiantes de la Universidad de Sevilla (US) han desarrollado el proyecto de investigación 'Arcanum Project' con el objetivo de crear un lenguaje universal entre estirpes de bacterias, que pretenden presentar a la competición internacional de biología sintética organizada por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).
Estudiantes de la US
Estudiantes de la US
EUROPA PRESS/ANDALUCÍA INNOVA

Un grupo de estudiantes de la Universidad de Sevilla (US) han desarrollado el proyecto de investigación 'Arcanum Project' con el objetivo de crear un lenguaje universal entre estirpes de bacterias, que pretenden presentar a la competición internacional de biología sintética organizada por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

En una nota, Andalucía Innova indica que el grupo ha intentado financiar su participación en el Internacional Genetically Engineered Machines (iGEM) a través de una página de "mecenas" en Internet. Sin embargo, "más allá de la originalidad de su búsqueda de recursos está el proyecto científico que quieren llevar a cabo, ya que su objetivo es crear un lenguaje universal entre estirpes de bacterias genéticamente modificadas que permita combinaciones de las mismas más grandes y de este modo, lograr máquinas biológicas que realicen funciones más y más complejas cada vez".

En este sentido, señala que su nombre es UBBIT y para ejemplificarlo, pondrán a sumar a dos estirpes de bacterias. "Lo que queremos es demostrar que se puede hacer un estándar de comunicación entre estirpes de bacterias pero que sea abierto, que lo pueda utilizar todo el mundo", explica Carlos Toscano, uno de los miembros el grupo.

Para ello, parten de los llamados 'biobricks', "trozos de AND con comienzo y final común que se pueden combinar y encajar entre sí y que permiten el intercambio para buscar funciones concretas, hasta ahora, funciones simples y sencillas". Los creadores de Biobrick y creadores también de la competición, Tom Knight y sus colaboradores, han hecho una especie de biblioteca abierta de biobricks para posibilitar múltiples combinaciones de estas piezas de AND.

"Es perfecto para crear determinadas funciones simples. Sin embargo, no puedes hacer una cadena de AND infinita. Y además, no podrías incluirla en la célula porque ésta no tendría suficiente energía para interpretar toda esa información que te da un AND excesivo", aclaran.

Para no agotar la energía de una sola célula, el proyecto de Arcanum busca distribuir esa combinación de genes en varias células, en varias estirpes de bacterias. Distintas estirpes que se mueven en un mismo líquido usan para comunicarse moléculas que lanzan y reciben información. Pero "si hubiera demasiadas células, habría mucho ruido, la información llegaría a todas y no sólo a la que nosotros queremos para realizar determinada función. "Por eso queremos crear UBBIT", sentencian.

"Si el proyecto funciona, podría utilizarse, en el futuro y como ejemplo, en medicina, para crear módulos de bacterias que, insertados en el organismo, liberasen las sustancias que le falten. Sería como crear un circuito que hace lo que tú quieres y que habla tu mismo idioma porque es biológico", concluye.

De momento, aspiran a poder presentarse en octubre de 2011 a la fase europea del IGEM para lo que necesitan unos 40.000 euros y para lo que, entre otras cosas, han colocado su campaña en 'www.lanzanos.com' y un vídeo explicativo del proyecto en Youtube. El sueño es llegar a la fase final en EEUU a finales de año. Su objetivo último, "hacer el primer repositorio de módulos complejos conectados entre sí gracias a UBBIT".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento