El hijastro de Oubiña admite liderar una "organización criminal internacional" dedicada a tráfico de cocaína

Insiste en que las operaciones que se le imputan fueron fruto de una colaboración policial y asegura que la abogada Tania V. participó
Puerta de la Audiencia Nacional
Puerta de la Audiencia Nacional
EP

El hijastro del narcotraficante gallego Laureano Oubiña, David Pérez Lago, ha reconocido este jueves ser el líder de la "organización criminal internacional" dedicada al tráfico de cocaína y que está siendo juzgada en la Audiencia Nacional por llevar a cabo dos operaciones de transporte e introducción de droga a través de las costas de Galicia en abril de 2006.

Así lo ha manifestado ante el tribunal de la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional presidido por el magistrado Javier Gómez Bermúdez en el primer día del juicio contra él y otras trece personas acusadas de un delito continuado contra la salud pública y para los que la Fiscalía pide entre 18 y 20 años para cada uno.

De esta forma, Pérez Lago se ha mostrado de acuerdo con los hechos que se relatan en el escrito presentado por la Fiscalía sobre las dos operaciones de tráfico de droga de abril de 2006, pero su defensa ha mantenido la petición de reducción de la pena a 9 años, teniendo en cuenta los atenuantes de confesión tardía, dilaciones indebidas y la reforma del Código Penal que supone una rebaja de penas para este tipo de delitos.

En cuanto a este último punto, la Fiscalía ha aclarado que independientemente de lo que ocurra en el juicio, que está señalado para cinco días, las condenas para los 14 acusados se verán modificadas a raíz de esa reforma, quedando en 18 años para el principal acusado, Pérez Lago, y 13 y medio para el resto.

Por otra parte, el hijastro de Oubiña ha insistido, como ya ha hizo en anteriores ocasiones, en que la primera de las operaciones, desarrollada entre los días 5 y 9 de abril, surgió a raíz de una colaboración policial para obtener beneficios penitenciarios en una condena anterior por tráfico de hachís a cambio de llevar a las Fuerzas de Seguridad hasta una organización de narcotraficantes colombianos.

En concreto, Pérez Lago ha asegurado que dicha operación se fraguó con el conocimiento del comisario Eloy Quirós, con el que entró en contacto a través del capo italiano Marco Torello, y con el que posteriormente decidió romper su colaboración al conocer que desde la Udyco de Galicia se estaba llevando a cabo una investigación sobre su persona.

Sobre dicho acuerdo, que según Pérez Lago la policía también decidió romper al frustrarse la primera operación de tráfico de cocaína debido al temporal, el hijastro de Oubiña ha asegurado que era él el único miembro de la organización que tenía conocimiento de dicha colaboración. T.V.

Veló por el bienestar del grupo

Por otra parte, el hijastro de Oubiña ha insistido a lo largo de toda su declaración en que la acusada Tania V., la única junto con José V.P. que se ha declarado inocente y ha pedido su libre absolución, tenía conocimiento de las operaciones que el mes de abril la organización liderada por Pérez Lago iba a llevar a cabo para introducir cocaína en España a través de las costas gallegas.

Al contrario de lo que pretende alegar la defensa de Tania V., Pérez Lago ha señalado que desde que él y la imputada se conocieron a mediados de marzo a través del también imputado Ricardo C., la implicación de ésta en las operaciones que en abril se iban a llevar a cabo fue en aumento; relación que comenzó a raíz de que Tania V. informara a Pérez Lago de una supuesta investigación que la policía estaba llevando a cabo sobre él.

De esta forma, el jefe de la organización ha declarado que sus contactos a partir de este momento fueron en aumento, hasta el punto de que cuando él fue detenido el 30 de abril de 2006 tras el fracaso de la segunda operación de introducción de cocaína, en la que se intervinieron más de 1.700 kilogramos de dicha sustancia, fue ella la persona a la que le encargó velar por el bienestar del resto de los miembros de la organización.

Además, Pérez Lago ha asegurado que antes de conocer personalmente a Varela, ya había oído hablar de ella porque además de dedicarse a la abogacía, "tenía otro tipo de negocios".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento