Un total de 200 vehículos eléctricos comenzarán a circular por la ciudad de Málaga a partir de otoño de este año, según el proyecto Smart Community System, con vocación metropolitana, en el que participan empresas niponas y españolas y que cuenta con una inversión en cuatro años de unos 60 millones de euros —47 de esos millones son aportados por el Gobierno japonés—.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y Seiji Murata, presidente de NEDO —la organización para el desarrollo de nueva tecnología industrial y de la energía, dependiente del Ministerio de Economía, Comercio e Industria japonés—, han firmado este lunes un acuerdo de intenciones. Al inicio del acto se ha guardado un minuto de silencio por las víctimas del terremoto y el tsunami de Japón.

El estudio de viabilidad de Smart Community System para adaptarlo a la ciudad de Málaga ya se está llevando a cabo, estando previsto que finalice el próximo otoño. Así, durante estos meses se trabaja para determinar técnicamente cuál es la localización idónea de los puntos de recarga, de los aparcamientos de alta concentración, etcétera.

El objetivo de este proyecto, que tendrá una duración de cuatro años (2011-2015), es preparar la introducción a gran escala de las energías renovables y de los vehículos de próxima generación —eléctricos—. Según Murata, en función del desarrollo de Smart Commmunity System, se podrá extender a otros puntos de España y de Europa e, incluso, de Sudamérica.

Smart Commmunity System, que se enmarca en el Japan-Spain Innovation Program for Technological Cooperation (JSIP) —desarrollado en Japón por NEDO y en España por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), fue aprobado por el organismo nipón a finales del pasado mes de febrero y, con la firma del acuerdo de este lunes, se formaliza la participación de la ciudad de Málaga.

Este proyecto está liderado, por la parte japonesa, por Mitsubishi Corporation y participan también Mitsubishi Heavy Industries e Hitachi. En cuanto a España, está capitaneado por Endesa y se encuentran también Telefónica y Sadiel.

Según lo previsto, se instalarán 220 puntos de recarga normal y 16 de rápida. En cuanto al impacto que esta iniciativa tendrá en el empleo, aún no se ha calculado. Únicamente, De la Torre ha precisado que, según otras experiencias, se estima la creación de al menos un centenar de puestos muy cualificados por parte del conjunto de empresas participantes. CONSUMO

Este tipo de vehículo tiene un coste de unos 29.000 euros. No obstante, en este caso la idea es aplicar el sistema de renting, según ha informado el director de Tecnología e Innovación de Endesa, José Arrojo, quien ha subrayado la importancia de esta iniciativa, en tanto que se trata de "un proyecto de movilidad masiva, al traer 200 coches a la vez".

El consumo medio es de 4.000 kilovatios por hora al año, que es una cifra similar al gasto eléctrico de una persona. Asimismo, Arrojo ha explicado que existe una recarga rápida, de 10 minutos, para la mitad de la batería, que suele ser la práctica habitual. Ha comentado también que hay modelos que tienen una autonomía de 185 kilómetros, por lo que con media batería podrían cubrir una distancia de 90 kilómetros.

Se trabaja para que la introducción de estos vehículos no sea un problema para la red eléctrica de la ciudad, "sino una ayuda", ha indicado el representante de Endesa. Precisamente, Murata ha afirmado que "es necesario optimizar las curvas del consumo para lo que se introducirá un nuevo sistema que permita controlar las fuentes".

El presidente de NEDO ha garantizado, pese al momento por el que atraviesa Japón, el desarrollo de este proyecto, ya que "somos muy serios", añadiendo, además, que las empresas participantes "están decididas a seguir adelante". SMARTCITY

En la elección de Málaga para desarrollar esta iniciativa ha influido el hecho de la capital ya acoja Smartcity, liderado por Endesa, que plantea un nuevo modelo de gestión energética en las ciudades con el objetivo de conseguir un aumento de la eficiencia, una reducción de las emisiones de dióxido de carbono y un aumento del consumo de energías renovables. De hecho, ambos proyectos serán complementarios.

Para preparar la introducción y promoción a gran escala de los vehículos eléctricos se necesitan tecnologías para mitigar el impacto sobre la red eléctrica de la carga y para mejorar el nivel de comodidad de los usuarios. Ante esto, NEDO ejecutará una plataforma, en colaboración con Smartcity Málaga, que integre la información sobre los sistemas de gestión para energías renovables y la infraestructura eléctrica existente.

Éste es el tercer proyecto de NEDO en el extranjero para pruebas de comunidades inteligentes, tras las iniciativas llevadas a cabo en el estado de Nuevo México (EEUU) y en la ciudad francesa de Lyon.

Situación de japón

Durante el acto, Murata ha agradecido las muestras de solidaridad y de cariño para los damnificados por el terremoto y el tsunami. "Hay 30.000 víctimas mortales y desaparecidos, hay una zona amplia arrasada totalmente y, para colmo, el problema de la central nuclear de Fukushima no nos da tregua", ha manifestado.

"Estamos en una situación de consternación", ha reconocido el representante de NEDO, pero, como ha aclarado, "no nos quedamos ahí, vamos a trabajar unidos para afrontar esta devastación y reconstruir el país".

El regidor de la capital malagueña, que ha destacado "la enorme discreción" con la que se ha llevado a cabo este proyecto, ha señalado que la firma de este lunes "es una gran noticia porque es una consolidación de la Málaga tecnológica".

Asimismo, De la Torre ha calificado de "admirable" que, pese a la situación de Japón, se haya mantenido el calendario previsto para la firma de este acuerdo, fijado antes del terremoto y el tsunami: "es una demostración de la capacidad de normalización del pueblo de Japón pese a esa gran catástrofe". También ha aseverado que "todos nos sentimos japoneses en el sentido de la solidaridad con su sufrimiento".

Consulta aquí más noticias de Málaga.