Parece que las reuniones de juguetes sexuales es cosa de mujeres, pero hoy en día, con la cantidad de nuevos artilugios que han aparecido, las posibilidades de mercado entre los chicos se han ampliado

En la época en la que nos encontramos, regalar muñecas de látex o perfumes cargados de feromonas para ligar es un detalle con el que disfrutar a la larga. Eso sí, pasando antes por una reunión de tuppersex para chicos.

¿Qué productos encontramos?

Muchos hombres piensan que las reuniones de tupper sex están llenas de penes y de otros objetos para mujeres. Pero se equivocan. Hay desde productos cosméticos hasta cine X, pasando por una amplia gama de lubricantes, condones e incluso ropa interior. 

No podemos olvidarnos de los vibradores o dilatadores anales para hombres (tan temidos entre el público heterosexual). El sexo anal no te convierte en gay. Se deberían dejar a un lado todos los tabúes y que los hombres empezaran a disfrutar más con estimuladores anales descubriendo así su llamado punto P (o prostático) que sería el equivalente al punto G femenino.

Vaginas a demanda

Muchos son los tipos de vaginas (de juguete) que nos podemos encontrar en una reunión de tupper sex para chicos. Aquí van algunas.

  • La vagina japonesa: es el típico masturbador de látex en forma de vagina que vibra al introducir el pene. Mide 18 cm de largo y 3 de diámetro, por lo que los bien dotados deberán pasar a un nivel mayor.
  • El clonador de vaginas: puedes clonar la vagina de tu chica con productos tipo masilla para crear un molde y colocarlo en la mesita de noche. O bien hacerlo con chocolate y así puedes 'comértela' cuando quieras.
  • El 'Extreme Toyz Clear': es un masturbador que emula una vagina joven y estrecha. Su color es transparente y en su interior las rugosidades hacen las delicias de cualquier hombre. 
  • 'Fleshlight': es el masturbador masculino por excelencia. Parece una lata alargada en la que se introduce el pene. Una vez en su interior, se elige la vibración. La vagina podrá simular la de una actriz porno.

Ahora ya no hay excusa para no 'mojar'. La mente y un juguetito sexual pueden hacer las delicias de cualquier hombre. Ya sabes cuál es el regalazo para estas navidades.