Volcán hawaiano Kilauea
El norte del cráter del volcán hawaiano Kilauea, cuya erupción ha ocasionado la evacuación de 1.700 personas.  EFE/ Usgs

Para salir al paso de las bromas, y más si eres científico, tienes que tener mucha correa y don de gentes. Así al menos lo ha demostrado el Community Manager del Servicio Geológico de EE UU en Twitter.

Un usuario preguntaba si, teniendo en cuenta toda la información que ha salido en los últimos días tras la erupción del Kilauea en Hawái, era seguro "tostar malvaviscos sobre los respiraderos volcánicos" o si, por el contrario, el resultado podía ser "venenoso".

El usuario, siguiendo con su propio chiste, asumía que estos estaban sujetos por un largo palo. La respuesta de la agencia gubernamental norteamericana ha sido, obviamente, que no.

"Erm... vamos a tener que decir que no, eso no es seguro. (¡Por favor, no lo intentes!)", comenzaban diciendo en su respuesta, "si el respiradero está emitiendo una gran cantidad de SO2 o H2S, sabrían MAL. Y si unes ácido sulfúrico (presente en el vog, por ejemplo) al azúcar, obtienes una reacción demasiado espectacular".