Imagen de la cámara de vigilancia en el momento que es transportado el tiburón.
Imagen de la cámara de vigilancia en el momento que es transportado el tiburón. San Antonio Aquarium

El pasado sábado tuvo lugar el presunto robo de un tiburón en un acuario de Texas cuando dos hombres y una mujer lo capturaban con su propia red aprovechando el descuido de los propios empleados. Una vez que ya poseían el animal, entraron en una sala de limpieza y vacieron un cubo que contenía solución de lejía en el sistema de filtración de agua fría causando daños a otros animales salvajes.

Los asaltantes metieron al tiburón de 46 centímetros de largo en el cubo y lo cubrieron con una manta, de esta forma salieron de la sala y lo colocaron debajo de un cochecito de bebé tal como muestran las imágenes grabadas por las cámaras de vigilancia del acuario.

El pasado lunes, el acuario compartió que la tiburón hembra, llamada Helen, había sido encontrado en buenas condiciones.

El jefe de la policia de Leon Valley, Joseph Salvaggio, dijo a My San Antonio que uno de los sospechosos, un hombre de 38 años, que no ha sido identificado, fue arrestado y que espera poder acusar a los otros dos sospechosos en cuanto los encuentren. En cuanto a su detención el arrestado se defendía diciendo que había tenido un tiburón pero que éste había muerto. El jefe de policia comentaba: "él sabia lo que estaba haciendo y lo mantuvo con vida, pudo seguir viendo a ese animal prosperar".

El hombre tenía un acuario con diferentes animales marinos en su casa cuando la policía la registró.