Tiburón
Un tiburón, en una imagen de archivo. GTRES

La mayoría de las personas saldríamos corriendo si vemos a un tiburón en el mar, pero un grupo de perros hizo exactamente lo contrario.

Los audaces caninos fueron grabados chapoteando en el oleaje, aparentemente jugando con dos tiburones que en ese mismo instante trataban de alimentarse en la orilla de una playa de la isla de Murray, en Australia.

Greg MacKinnon, autor del vídeo, aseguró en Sky News que primero notó un alboroto en las aguas poco profundas y después vio que un grupo de tiburones había acorralado casi en la orilla a un banco de peces pequeños para atraparlos y comérselos.

Sin embargo, su frenesí alimenticio fue interrumpido por un grupo de cuatro perros que saltaron al agua y comenzaron a perseguir y tratar de morder a los depredadores. Se llega a un punto en el que hasta tres de ellos acorralan a un escualo, que logra escapar de los juegos de los canes.

En el video, unas personas que no salen en cámara hacen llamamientos a los perros por temor a que ocurriera alguna desgracia, pero todos los animales implicados salieron ilesos después de un encuentro que, claramente, fue más divertido para los canes que para los tiburones.

"Me parece un juego entre los perros y los tiburones", aseguró MacKinnon al site de noticias. "Los tiburones están siempre cerca de la orilla y los perros son de esta zona, por eso estoy seguro de que se conocen. Fue increíble ver a los perros jugar con los tiburones, dos animales de diferentes mundos interactuando", concluyó.