La llegada de la primavera nos pone a todos un poco más cardíacos. Los primeros rayos de sol permiten que florezcan nuestros sentidos de una manera muy sexual. A través del olfato captamos un mundo de olores que nos 'incitan' al sexo. ¿Quieres saber cuáles son los aromas más eróticos de esta estación?

Sudor limpio, las feromonas al poder

La subida de temperatura hace que, obviamente, sudemos más que en invierno. La cuestión es que el sudor contiene feromonas que son a la vez las causantes del olor corporal. Cada aroma humano es único, llegando incluso en muchos casos a convertirse en un excitante sexual. Así,  se podría decir que las personas nos convertimos en afrodisíacos andantes.

Lavanda, un recuerdo en la piel

Durante el Renacimiento, las mujeres limpiaban sus prendas con jabón de lavanda, pues el olor que se quedaba en ellas era el recordatorio perfecto para cualquier hombre.

Almizcle, el aceite del sexo

Los perfumeros lograban obtener este olor con la mezcla de aceites que imitan las feromonas que desprenden los animales en épocas de celo. Lo usaban las cortesanas florentinas para conseguir a sus amados.

Jazmín, el aroma del cortejo

Esta flor nos recuerda la calidez de las noches primaverales cercanas al estío. Su poderoso aroma es muy envolvente, pero su olor es tan penetrante que debe ser tratado con otros más suaves. Por ejemplo, mezclado con ylang-ylang provoca un aumento de la libido.