Iron Man
Iron Man, uno de Los Vengadores más populares. MARVEL

Aunque Iron Man existe desde 1963, su popularidad se ha disparado en la última década gracias a la versión de carne y hueso interpretada por Robert Downey Jr. Uno de sus grandes fans era el pequeño Ollie Gardiner, un niño británico que ha fallecido con tan solo 13 años víctima de un tumor cerebral contra el que llevaba luchando desde 2015.

El niño era un gran fan de Star Wars y de los superhéroes de Marvel, y sus padres querían rendirle tributo de algún modo especial, así que pensaron que era una bonita idea que Iron Man, su superhéroe favorito, apareciese en su lápida. Antes de hacerlo, pidieron permiso al gigante del entretenimiento, que se lo ha concedido sin reparos.

Ahora, los padres han contado la historia a través de una publicación en Facebook que ha generado centenares de reacciones.

"Hoy, hace tres años, Odeon Aylesbury nos concedió a Ollie y a mí una proyección privada gratuita de El despertar de la fuerza. No está permitido que los niños que estén recibiendo quimio se mezclen con las multitudes para evitar infecciones, y Ollie estaba desesperado por ver esta película. Fue increíblemente amable que una compañía tan grande nos ayudase", comienza el post.

"Acabamos de pasar por el proceso de ordenar la lápida de Ollie y, después de que su héroe, Ironman, demostrase ser una inspiración durante el tratamiento de Ollie, queríamos que estuviera representado en la tumba. Tras un poco de persuasión, la iglesia dijo que podríamos tenerlo bajo algunas condiciones, una de las cuales es que Marvel diera su permiso. Pensé que sería imposible de obtener, pero me puse en contacto con ellos de todos modos. Dos semanas después, recibí un correo electrónico, y no solo me dieron permiso sino que también ofrecieron su ayuda para mediar con la Iglesia de Inglaterra. Un gesto encantador. Ollie estará sonriendo al saber que su ídolo estará con él por toda la eternidad", concluye el mensaje.