Avión
Imagen de archivo de un avión. ENAIRE - Archivo

Cuando vas a volar lo que menos te esperas es que lo tengas que hacer en el suelo.

Eso es lo que le pasó a una familia británica tras pasar unas idílicas vacaciones en las Islas Baleares en junio del año pasado.

Los Taylor se vieron obligados a sentarse en el suelo para su vuelo de dos horas de la aerolínea TUI de Menorca a Birmingham, en Reino Unido.

Según informa The Sun, la familia llegó temprano al aeropuerto de Mahón para obtener sus asientos asignados, ya que todos querían sentarse juntos en el vuelo de regreso a Birmingham.

"Nos aseguramos de llegar con 3 horas de antelación al aeropuerto para registrarnos temprano solo para asegurarnos de que teníamos asientos juntos", cuenta al programa Ripp off Britan: Holiday, de BBC One Paula, la madre del clan. "Estábamos muy entusiasmados con el hecho de que habíamos logrado sentarnos juntos", añade.

Se les asignaron asientos 41 D, E y F, pero, cuando abordaron el avión, debajo de los números solo había un espacio vacío, en lugar de asientos.

"Nos miramos unos a otros como si dijéramos '¿a dónde han ido nuestros asientos? ¡No hay asientos donde deberían estar nuestros asientos!'".

Solo un asiento vacío

Cuando se les alertó sobre el problema, los miembros de la tripulación verificaron los pasajes con la esperanza de resolver el problema.

Pero, tras el ingreso de todos los pasajeros en el avión, comprobaron que solo quedaba un asiento vacío, que fue asignado a la hija de los Taylor. Así, a los padres se les asignaron asientos pleglables para el despegue. Ya en pleno vuelo, tuvieron que abandonar esos asientos para viajar en el suelo, en el espacio en el que debían estar sus asientos.

Los Taylors pagaron 1.300 libras (unos 1.460 euros) por sus billetes. Pese a que reconocen que la tripulación les agradeció su comprensión, en un principio la aerolínea les compensó, en forma de gesto de buena voluntad, con algo más de 33 euros. Sin embargo, tras su aparición en el programa de televisión, TUI les ha devuelto la tarifa completa de sus billetes.

La aerolínea ha explicado que un "cambio de avión de última hora" causó el problema.