'Dhogs', la película española que tensa hasta el límite las cuerdas de la realidad
Una de las partes de la película 'Dhogs'. YOUTUBE/CINEMALDITO

Rodada en gallego y habiendo ganado 13 galardones en los Premios Mestre Mateo, 'Dhogs' se ha convertido en una de las sensaciones de la temporada. Intentando sacar al espectador de esa plácida zona de confort, esta película encuadrada dentro del género fantástico tensa hasta el límite las cuerdas de la realidad. El relato parte del encuentro casual entre un hombre de negocios y una mujer que bebe sola en el bar de un hotel, algo que se transforma en una retorcida y, casi irreal, espiral de violencia.

Se trata de un filme de gran contenido simbólico y metafórico, que se muestra incluso en el propio título (juego de palabras entre dogs, perros, y hogs, cerdos). Su director Andrés Goteira (Meira, Lugo, 1983) confiesa, influenciado por las películas de Gaspar Noé, los Coen o Tarantino, que su objetivo era hablar de la parte perversa del ser humano, de la violencia, en especial de la masculina. Además de querer incidir en la pasividad sumisa y egoísta de la gente ante esa perversión… Con la que es su opera prima, Goteira sin duda busca remover la mente del espectador y le invita a la reflexión.  

Ni más ni menos que un proceso de cuatro años para sacar adelante este proyecto totalmente anómalo dentro del cine español. Crowdfunding, vender una cerveza artesana con el nombre de la película… estas son algunas de las peripecias que se llevaron a cabo hasta que, por fin, las ayudas institucionales permitieron acometer el rodaje. El largometraje ha pasado ya por festivales como el de Londres, Buenos Aires o Sitges dejando al espectador hipnotizado y atónito ante lo mostrado.