KFC
Imagen de un restaurante de la cadena de cómida rápida KFC. GTRES

Un joven de Sudáfrica logró durante un año el que puede considerarse un sueño universal, comer gratis y todo lo que se quiera en su restaurante favorito.

Según informaron varios medios locales, el sujeto, un estudiante de 27 años, fingió ser inspector de calidad de la cadena KFC para poder consumir sin pagar durante un año en varios locales de la conocida cadena de restaurantes de comida rápida.

Las informaciones de estos medios aseguran que el joven "revisaba las instalaciones e incluso llamaba la atención de los trabajadores de KFC y daba recomendaciones para mejorar el servicio".

Además, los empleados manifestarion que este hombre "llegaba a los restaurantes en coches de lujo, vestía trajes caros y hablaba con palabras técnicas, solamente conocidas por los trabajadores" del restaurante.

Por todo ello, ningún empleado se atrevió nunca a llevarle la contraria o prohibirle comer gratis.

Sin embargo, meses después de empezar a ejecutar su gran mentira, fue detenido tras la denuncia de un hábil empleado, que finalmente pilló la farsa de este estudiante, que ahora será procesado por fraude y suplantación.

Algunos trabajadores de los restaurantres de esta cadena de comida rápida declararon después que creen que el hombre había trabajado antes en KFC.