Visitar un museo y encontrarse en alguno de los cuadros expuestos con un clon de uno mismo es algo que solo parecía sucederle a una serie de selectos afortunados. Gente que, en ocasiones, tras descubrir que forman parte de una reputada obra pictórica, han decidido fotografiar y compartir su hallazgo en internet, llevándose miles de likes y felicitaciones gracias a estampas tan sorprendentes como estas.

Y luego está Michael Cera, un caso aparte al tratarse, probablemente, de la persona con más dobles a lo largo de la historia: su jeta ha asomado tanto en fotografías rescatadas de tiendas de antigüedades como en los cajones de recuerdos familiares, en retratos que datan del siglo diecinueve o incluso en cuadros colgados en restaurantes italianos.

Uno de los últimos avistamientos de un doppelgänger de Cera ha tenido lugar en España, cuando un usuario de reddit se ha tropezado durante su visita al Museo de Bellas Artes de Álava con la imagen de Doña Carmen de Arconada, pintada por Ignacio Zuloaga, una representación que parece la versión travesti del actor americano.

Michael Cera

Entretanto, en Google han decidido que todo el mundo tiene derecho a formar parte de un museo, o experimentar lo que se siente al ser Michael Cera, y han añadido una funcionalidad maravillosa a su aplicación Google arts & culture: la posibilidad de utilizar software de reconocimiento facial para, a partir de un selfie, localizar al doble del usuario entre las obras pictóricas de todo el mundo. Una vez encontrado el doppelgänger artístico en cuestión, el resultado se muestra en pantalla junto a la foto del interesado y con el porcentaje de parecido físico existente entre ambos.

Lo divertido del asunto ha propiciado que, en muy poco tiempo, la app haya escalado hasta las posiciones de los programas más solicitados en iOS y Android.

La mala noticia es que, de salida, esta funcionalidad solo puede ser utilizada por aquellos que se conecten desde Estados Unidos (aunque existen maneras de regatear esta limitación) e incluso en territorio norteamericano la disponibilidad del juguete es algo limitada: en estados como Texas o Illinois la función está capada a causa de las leyes de privacidad vigentes.

La buena noticia es que, mientras el resto del planeta espera a que Google lance este rastreador de rostros de manera mundial, las celebridades estadounidenses se han enganchado a la app y mantienen entretenidos a los internautas compartiendo los resultados que el programa muestra a partir de sus selfies. La lista de personalidades es fantástica, pero aún lo son más los parecidos que han obtenido algunas de ellas:

Amanda Seyfried como una obra de Clewin Harcout.

It does feel like summer today

Una publicación compartida de Amanda Seyfried (@mingey) el

Zach Braff como la Rosina Ferrara retratada de Federico del Campo.

#blessed

Una publicación compartida de Zach Braff (@zachbraff) el

Minnie Driver escuchando un grito de Edvard Munch.

#sunday

Una publicación compartida de Min (@driverminnie) el

Kristen Bell como un retrato de August Manns.

Guys, this app is DEAD ON.

Una publicación compartida de kristen bell (@kristenanniebell) el

Neil Gaiman echándole la culpa a su nariz.

Kate Hudson como un infante dibujado por Pierpont Limner.

Portrait of a boy 👦😂

Una publicación compartida de Kate Hudson (@katehudson) el

Alyssa Milano como un caballero con mostacho.

Fuck off, Google.

Una publicación compartida de Alyssa Milano (@milano_alyssa) el

Sarah Silverman haciendo el canelo convertida en obra de François Boucher…

This arts and culture app is amazing! Mirror image

Una publicación compartida de @ sarahkatesilverman el

…y otra Sarah Silverman haciendo muecas como una pieza del egipcio Chant Avedissian.

UnCANNY

Una publicación compartida de @ sarahkatesilverman el

Jim Parsons como el ministro ruso Mikhail Tereshchenko

Huh. That was fun.

Una publicación compartida de Jim Parsons (@therealjimparsons) el

La cuenta oficial de Netflix experimentando con Stranger things.

It’s called art, sweetie

Una publicación compartida de Netflix US (@netflix) el

O el mismísimo Jack Horseman como una pieza de Pablo Picasso.

Incluso en el conocido programa Jimmy Kimmel Live! dejaron un pequeño hueco para comentar con cierto cachondeo las alegrías que daba esta maravillosa app cultural:

----