La Torre Willis, Chicago
Un turista posa en el mirador acristalado de la Torre Willis de Chicago. DAN TRUJILLO / TWITTER

Los turistas que se encontraban en lo alto de la Torre Willis de Chicago se asustaron al darse cuenta de que se agrietaba el suelo de cristal del mirador. Miles de personas acuden a esta atracción para contemplar las vistas panóramicas que hay desde allí arriba de toda la ciudad.

La estructura completa del mirador está hecha en vidrio, de tal manera que cuando los visitantes miran hacia abajo tienen una vista bajo sus pies de 443 metros de caída. Resulta que uno de los paneles, que actúa como una capa protectora, se rajó en el piso 103 del SkyDeck de la Torre. Se trata del segundo edificio más alto de Estados Unidos.

Según WBBM, los turistas explicaron que uno de los suelos de vidrio "se rompió en mil pedazos" este lunes. En un vídeo que se ha subido a Facebook, se aprecia cómo los visitantes se alejan con miedo del área dañada.

Un portavoz de la Torre Willis explicó a USA Today que el revestimiento protector había experimentado "pequeñas roturas", pero que no había peligro y que el área estaba cerrada.

No es la primera vez que la Torre Willis sufre contratiempos. El suelo del recinto de vidrio ya se agrietó en 2014, lo que obligó al cierre de todo el SkyDeck. Por suerte, nadie resultó herido.