Es muy común encontrarse con diferentes artistas callejeros por todo Madrid: en los vagones de metro, en las estaciones, en la calle... En ocasiones se forman corros alrededor de ellos debido a su gran voz o a su forma de bailar.

Eso es lo que le pasó a Danielle Day, una cantante que se encontraba en la Gran Vía de Madrid cantando My Baby Just Cares for Me de Nina Simone. De repente, su dulce voz se vio acompañada por un anciano del público que se puso a bailar con mucho ritmo.

El vídeo del momento lo ha compartido Carlos Hugo Asperilla, un escritor de novela histórica que se encontraba entre los espectadores. Las imágenes se han viralizado rápidamente, tanto en Twitter como en Facebook, debido a lo divertido y tierno que es este abuelo que se mueve tan bien y tiene tanto ritmo a su edad.

20minutos ha podido hablar con el novelista, quien asegura que este anciano se llama Mariano y, tal y como le contó la cantante de jazz que aparece en el vídeo, suele pasarse por Gran Vía bailando al son de los artistas que allí cantan.

El vídeo está convirtiéndose tan viral que la publicación de Facebook de Carlos Asperilla ya acumula más de un millón de reproducciones y está llena de comentarios de todas partes del mundo.

De hecho, tal y como nos ha explicado Asperilla, incluso ha recibido llamadas de asociaciones de alzhéimer interesadas en el vídeo por la energía que desprende Mariano.

La carrera de Mariano como bailarín

Pero parece que la carrera de este señor no acaba ahí, pues a raíz de las imágenes mucha gente ha reconocido a este bailarín al que ya han visto en más lugares de Madrid.

Ari es una usuaria de Twitter que ha contestado al vídeo de Carlos Asperilla enseñando su propia grabación de este anciano bailando en una estación de metro al ritmo de un grupo de rock. Y parece que Mariano sabe lo que se hace, pues el compás que lleva es mucho más movido que el de su baile de jazz.

Además, no solo se anima a bailar a los músicos callejeros. Según el vídeo compartido por la tuitera Mara, en el Orgullo LGTBI se pudo ver a un hombre bastante similar a Mariano dándolo todo al ritmo de la orquesta de la plaza.

Ahora, lo que todo el mundo está pensando es dónde estará Mariano bailando y desean poder cruzarse con él en algún momento.