Ken destrozan el coche en el Street Fighter
Ken destrozan el coche en el Street Fighter. ARCHIVO

El mundo del postureo y de los egos en las redes sociales se ha cobrado una nueva 'víctima', en este caso un inocente coche que tuvo que soportar sobre su capó el baile de una muchachada ansiosa por recibir 'me gusta' de otra muchachada ansiosa por dar 'me gusta'.

El suceso ocurrió a mediados del pasado mes de junio en Gijón y los autores del baile, nueve chicas y un chico, han sido detenidos. El propietario del vehículo se lo encontró abollado en el aparcamiento del Centro de Empresas en el barrio gijonés de La Guía. Pero en el pecado de la búsqueda de 'likes' han encontrado su penitencia. El vídeo -bailes sobre el capó y caídas dejándose resbalar por las lunas del coche como si de un tobogán se tratara- no podía pasar desapercibido.

Y así fue. El hijo del dueño del coche localizó el vídeo en las redes y a partir de ahí se abrió la investigación. Además del capó, el coche sufrió daños en el parachoques delantero, en los lavafaros y en la antena. Los daños estimados han sido valorados en 1.000 euros.

Los agentes detuvieron a los jóvenes como presuntos autores de un delito de daños y fueron puestos en libertad tras ser interrogados en presencia de sus padres -al ser menores- y letrados correspondientes.

La Policía Nacional advierte que "este tipo de bromas y excesos pueden ser constitutivas de delitos". Además, recuerda que "la diversión a costa de la burla, ridiculización de las personas o el destrozo de objetos o mobiliario es responsabilidad de quien lo realiza y no pueden argumentar que se trataba de una simple gracia". Lo que "conlleva consecuencias penales y administrativas".