Un pescador mordido dos veces por un tiburón explica qué se siente: "Es como un puñetazo"

Tiburón blanco
Imagen de archivo de un tiburón.
Getty Images
Tiburón blanco

El cine, sobre todo por la película de Steven Spielberg Tiburón (1975), nos ha hecho temer a los escualos. Por fortuna, los ataques son muy escasos, pese a que sea casi inevitable pensarlo cada vez que nos bañamos en la playa.

Quien más y quien menos ha pensado qué ocurriría si nos mordiera un tiburón. Si alguien tiene curiosidad, un pescador que ha sufrido dos mordeduras de uno de estos animales, lo explica.

En declaraciones recogidas por el Mirror, Marlin Wakeman, residente de Florida, se considera "afortunado" de estar vivo después de caer desde un muelle a un mar de tiburones en las Bahamas y ser arrastrado bajo la superficie.

El joven, de 24 años, intentó saltar al yate atracado en el que estaba trabajando el 26 de abril cuando se encontraba en Flying Fish Marina en Long Island, Bahamas.

"Cuando terminé en el agua, sabía prácticamente lo que iba a pasar", dijo Wakeman, que explicó que el puerto está tan inundado de tiburones que casi se pueden "caminar sobre sus cabezas" y que caer en él era algo en lo que "pensaba un poco".

"Mis amigos y yo decíamos, hombre, si te caes aquí, estás acabado. Ni siquiera vas a tener un segundo para reaccionar realmente", prosigue el pescador. Nada más caer al agua, un tiburón lo "agarró, metió mi cabeza bajo el agua y luego me soltó".

Luego, otro tiburón le mordió el hombro, provocando una descarga de adrenalina que hizo que el joven se diera cuenta de que no sobreviviría si no actuaba. Reaccionó rápido para volver a subir a su barco, donde el capitán le aplicó un torniquete en la pierna.

"Tenía tanta adrenalina recorriendo mi cuerpo que era como una especie de lucha o huida", explicó. "Regresé al bote y evalué lo que sucedió y miré mi pierna. Realmente no estaba sangrando todavía. Estaba como, ya sabes, todo destrozado", dijo.

Describió la mordedura del tiburón en su hombro como "un puñetazo", y agregó que no sintió que le hirieran los dientes del tiburón. Más tarde fue trasladado en avión para someterse a una cirugía en el centro médico St. Mary's en West Palm Beach, Florida.

El tiburón perforó la rótula de Wakeman, pero el doctor Robert Borrego dijo que evitó por poco perforar una arteria. Según el tamaño de la marca de la mordedura, el traumatólogo estimó que la longitud del tiburón era de aproximadamente dos metros.

El doctor Borrego afirmó que cree que el joven se recuperará por completo. Wakeman afirmó que podría tener algunas "pesadillas" después del ataque, pero que no planea dejar de pescar todavía. Su intención es volver al mar lo antes posible.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento