Una conocida modelo necesitó cirugía de emergencia después de un tratamiento facial que podría haberla matado

Liziane Gutiérrez, en una imagen de su Instagram.
Liziane Gutiérrez, en una imagen de su Instagram.
@liziane_gutierrez / Instagram

La modelo brasileña Liziane Gutiérrez, toda una celebridad en redes sociales y famosa porque estuvo a punto de ser detenida en 2019 en Corea del Norte por unas fotos provocativas que molestaron al régimen de ese país, ha tenido que ser operada de urgencia por las complicaciones de unas intervenciones estéticas. 

La joven se inyectó un relleno en las mejillas y los labios hace dos años y ahora le estaban produciendo una reacción adversa que le provocó una hinchazón severa de la cara y una infección que amenazaba su vida, según publicó TMZ, que mostraba las terribles imágenes de la operación. 

La modelo se inyectó bótox y había necesitado varios retoques y ahora los médicos tuvieron que extirparle el tejido encapsulado que le estaba provocando la infección. 

Los cirujanos tuvieron que abrirle por completo el labio inferior y las mejillas, donde necesitó además drenajes durante su recuperación. 

Liziane Gutiérrez ya tuvo problemas con la cirugía plástica en 2018 cuando sobrevivió después de entrar en coma durante una liposucción que salió mal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento