Las mejores marisquerías que puedes encontrar en Madrid, según The Fork

Disfrutar de este manjar gastronómico en un sitio alejado del mar como es la capital de España es posible si conoces dónde hacerlo. La plataforma nos ofrece algunas de las opciones mejor valoradas por los clientes por su calidad. 

Marisco.
Marisco.
Getty Images
Marisco.

Cigalas, percebes, gamba blanca, gamba roja, nécoras, centollos, bogavante, buey de mar, carabineros, langostinos, quisquillas, almejas y hasta el humilde mejillón... Se nos hace la boca agua. Sí, nos encanta el marisco. En general, a casi todos los españoles nos gusta darnos un banquete de sabor a mar a base de chupar y trajinar con los dedos.

Tanto, que el marisco ha sido durante decenios símbolo del sumum. Las familias con menos recursos se daban su único homenaje de marisco en navidad; si de presumir de gasto y dinero se trataba el amigo o el cuñado siempre citaba lo de comer en una marisquería; y por algo se sigue diciendo lo de "pago una mariscada" para una apuesta o celebración. El marisco nos maravilla y no es barato: el bueno, al menos. 

Hoy las cosas han cambiado. Conocemos otras formas muy caras de gastronomía -en general los menús degustación de la nueva cocina no son baratos- y la industria pesquera ha ido apoyándose en la acuicultura para darnos marisco barato durante todo el año. Hoy comemos percebes, nécoras o carabineros en casa con mayor frecuencia.

En cualquier caso, ir a una buena marisquería y disfrutar es un ejercicio que nos encanta practicar; un magnífico homenaje. En Madrid hay muchas y para elegir las mejores hemos confiado en The Fork.

Carta Marina

C/ del Padre Damián, 40

Es un lugar elegante y perfecto para cualquier comida especial desde 1988. Podemos disfrutar de una amplia carta en la que encontramos vieiras gallegas, langostinos de Sanlúcar, ostras, percebes de Cedeira y pescados como la merluza o el rodaballo salvaje. Tienen también deliciosos postres artesanales y una extensa bodega.

Marisco.
Imagen de una mariscada.
iStock

El Gran Barril

C/ Goya, 107

Es un clásico elegante, pero de decoración moderna. Algunas de las delicias que podemos encontrar en su cuidada carta son: rape de tripa negra, ostra de arcade y zamburiñas al albariño, todos en atractivas presentaciones. Para aquellos que desean escoger personalmente el marisco que desean consumir, cuenta con una cetárea.

Hermanos Álvarez

C/ Ricardo San Juan, 20

Un restaurante tradicional y familiar en el distrito madrileño de Hortaleza. Ofrecen una excelente cocina española y se especializan en marisco. Entre sus platos más representativos encontrarás rodaballo, cocochas con almejas y postres deliciosos como el arroz con leche de la casa. Cuenta con servicio para grupos y para niños.

La Lonja

Plaza de Oriente, 6

Con vistas al Palacio de Oriente, sus mesas están dispuestas en comedores decorados con azulejos de mosaico en las paredes y lámparas de diseño. Todos los mariscos vienen con el pasaporte sellado: la gamba blanca llega desde Palamós y la gamba roja, fresca, de Dénia. La ostra proviene de Castropol, en el occidente asturiano, y la almeja fina, de Galicia. Además, recetas poco habituales de ver como el congrio a la brasa con gelée de verduras y caldo de almendra o el esturión siberiano. En la planta baja hay un raw-bar donde hacen sus propios ahumados.

Rafa

C/ Narváez, 68

A dos pasos del Parque del Retiro, este restaurante con solera ofrece una selección de percebes, gambas blancas y cigalas de gran calidad. Mariscos que conviven con carnes que se han convertido también en un referente en la zona: desde el cordero lechal castellano a sus platos de caza de temporada. Por no hablar de las tapas que se sirven en su barra. Sorprende su amplia selección de champanes.

Desde 1994 encontramos esta marisquería en Barcelona donde degustar una amplia variedad de pescado y marisco a un muy buen precio.
Imagen de un plato de zamburiñas.
Archivo

El Rinconcito

C/ Padre Claret, 12

Abrió sus puertas en 1966 en el madrileño barrio de Prosperidad, cerca de la parada de metro de Alfonso XIII. Más de cincuenta años de trayectoria le avalan. En su cocina destaca la excelsa selección de marisco gallego (dicen que especialmente sus percebes). Pero también el tartar de atún rojo o su gran variedad de arroces. Para acompañar, no faltan óptimas referencias de vino nacional.

El Telégrafo

C/ Padre Damián, 44

De entrada, un espacio original y versátil. Sitúa a los comensales en una imitación de un barco, combinando a la perfección lo blanco y azul de sus paredes y mesas, con ojos de buey, muros con chapas y cabos. Este restaurante de Chamartín ofrece mariscos frescos de todo tipo y platos más elaborados: erizos de mar con su caviar y huevos de codorniz, carabinero de isla al horno, pescados de anzuelo y arroces. Cuenta con una hermosa y amplia terraza ideal para cualquier época del año.

El Timón

C/ Camarena, 254 posterior

También en los barrios más populares de Madrid se puede comer buen marisco. Es el caso de El Timón, en Aluche. La clientela da fe de que todo aquel que come aquí sale de mejor humor que con el que entra. Eso sí, hay que reservar siempre porque, en los más de 30 años que lleva abierto, encontrar mesa sin reserva sigue siendo misión imposible.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las mejores novedades para disfrutar al máximo del placer de comer.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento