El truco para rebozar alimentos antes de freír sin ensuciar la cocina

El pollo rebozado y frito es fácil de lograr en estos 'gadgets'.
El pollo rebozado y frito es fácil de lograr en estos 'gadgets'.
Freepik

Da igual la edad que tengas, no hay manera de resistirse a unos buenos filetes empanados. Pollo, filetes de pescado... Todos los alimentos que tengamos delante mejoran cuando lo pasamos por un poco de harina o pan rallado. 

Como siempre tiene que haber un yin y un yang, aunque los rebozados están deliciosos es difícil no poner la cocina patas arriba y terminar dejando harina por todas partes. Y eso es algo que nos da mucha pereza. 

"No es más limpio quien más limpia sino quien menos ensucia", y precisamente de eso se trata este truco. Aunque bueno, si luego pasas una bayeta, tampoco pasa nada. 

Sea lo que sea que quieres rebozar y en el ingrediente que lo quieras rebozar, solo estás a una bolsita hermética de dejar de liarla en la cocina. Avisado quedas.

A una bolsa hermética de la luz

Lo de llenar un plato de harina o de pan rallado y hundir los alimentos en ellos para que se impregnen del rebozado es algo que no siempre sale bien. Y no nos referimos al sabor, que por supuesto conseguimos el rebozado crujiente de toda la vida, sino a que hay que ser un auténtico ninja para conseguir no derramar nada del recipiente. 

Para conseguir no manchar toda la mesa o encimera donde estés cocinando lo primero que tienes que aprender es que, en lugar de echar la harina, el pan rallado o lo que sea con lo que pienses preparar el rebozado en un plato o en un recipiente, lo tienes que echar en una bolsa hermética de las que, seguro tienes por casa para guardar sándwiches o frutos secos

Cuando tengas la bolsa con el relleno solo tienes que meter dentro aquellos alimentos que quieras rebozar -preferiblemente uno por uno- y darle unos buenos meneos para conseguir empaparlo bien. Albóndigas, filetes... Cualquier alimento que quieras rebozar es digno de estar en esa bolsa. 

Si quieres que el rebozado sea más consistente solo tienes repetir la operación. Es decir, saca el alimento de la bolsa, vuélvelo a pasar por huevo o mantequilla, y vuelta al rebozado. Fácil, ¿no?

Mostrar comentarios

Códigos Descuento