Cómo preparar calçots en casa sin hacer fuego: cuatro opciones y la receta de su deliciosa salsa

Los calçots son cebollas tiernas, entre puerro y cebolleta, y calçotada, la fiesta de juntarse a comerlos. La receta tradicional catalana es con brasas de sarmientos, platos que son tejas… pero, ¿cómo lo podemos hacer en casa?
Calçots con salsa romesco.
Calçots con salsa romesco.
Jordi Calvera Solé / iStock
Calçots con salsa romesco.

Los calçots son un clásico de la cocina catalana. Se trata de cebollas tiernas, entre puerro y cebolleta, alargadas, tiernas y ligeramente dulces. Aunque fundamentales en Tarragona, se disfrutan en toda Cataluña. Pero prueba de lo mucho que gustan es que ya se pueden encontrar calçots, o al menos restaurantes que los preparen, en media España.

Los calçots son cebollas tiernas, entre puerro y cebolleta, y reciben su nombre del verbo calçar (en catalán cubrir con tierra) porque es lo que se hace durante su cultivo. Desde finales de noviembre y hasta abril, aunque siempre depende de las temperaturas, es posible tomar calçot en muchos lugares, pero no en todos se sirven los auténticos.

La calçotada es la fiesta de juntarse a comer calçots. Una fiesta porque se disfrutan con familiares y amigos. Todos se "arman" de babero para disfrutarlos y divertirse poniéndose negros los dedos por el tiznado de sus capas exteriores (esas que se retiran para comerlos).

Calçots.
Esto es lo que no podemos hacer en casa...
Los Calsots.

Los calçots se suelen consumir con salsa romesco o salvitxada, completando con un segundo plato compuesto por carnes y butifarras típicas. La receta tradicional habla de brasas de sarmientos y platos que son tejas… pero no siempre es posible tener una cocina de leña.

Entonces, ¿cómo preparar calçots en casa sin montar una hoguera en mitad del salón? Hay maneras:

Calçots a la plancha

  1. Cortamos bien las raíces y retiramos la capa exterior (la terrosa).
  2. Los lavamos con agua y los secamos.
  3. Calentamos la plancha, echamos un chorrito de aceite y empezamos a colocar los calçots.
  4. Será de poco en poco (en grupos de 3 o 4) en función del tamaño.
  5. Los dejamos hacerse durante unos 10-15 minutos, sin importar que se pongan negros.
  6. Ponemos un pellizco de sal, los envolvemos con papel y los dejamos reposar, para que se acaben de cocer.
  7. Ya solo queda la salsa romesco (más abajo vemos cómo hacerla). Retiramos la capa primera del calçot y mojamos...

Calçots al horno

  1. Empezamos igual: cortamos bien las raíces y retiramos la capa exterior (la terrosa).
  2. Quitamos un trozo de la parte de verde para que quepan en una fuente de horno.
  3. Los lavamos con agua y los secamos.
  4. En una fuente de horno, echamos un poco de sal. Ponemos los calçots (una capa) y otro poco de sal.
  5. Los hacemos al horno a 200ºC durante unos 15 minutos.
  6. Apagamos y les dejamos dentro otros 5 minutos.
Los mayoristas de Mercabarna prevén vender más de 15 millones de calçots esta temporada
.
AGEM

Calçots en freidora de aire

  1. El mismo inicio: cortamos bien las raíces y retiramos la capa exterior (la terrosa).
  2. Quitamos parte de verde y algo más para que quepan en la airfryer.
  3. Los ponemos por tandas durante 15 minutos a 200ºC.
  4. Deben quedar blanditos y dorados por fuera.

Calçots rebozados

  1. Es una receta perfecta para los calçots que sobraron (¿?).
  2. Tienen que estar hechos... entonces, los cortamos a la medida que nos convenga (entre 5 y 10cm) y los rebozamos con huevo y pan rallado.
  3. Los freímos con aceite de oliva muy caliente.
  4. Los ponemos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite y se sirven calientes.

Cómo hacer la salsa romesco

Los calçots catalanes se suelen servir con salsa romesco.
Los calçots se suelen servir con salsa romesco.
WIKIPEDIA/Txapulín

Ingredientes

  • Tomates (2 maduros)
  • Ajo (media cabeza)
  • Ñora (1 y 1/2)
  • Guindilla (1)
  • Pimentón dulce (una cucharadita)
  • Almendras peladas (​15 gr)
  • Avellanas peladas (15 gr)
  • Pan (2 rebanadas pequeñas)
  • Vinagre (​35 ml)
  • Aceite de oliva virgen extra (120 ml)
  • Sal

Elaboración

  1. La noche anterior, rehidratamos las ñoras: les quitamos el rabo y las semillas, y las dejamos en agua tibia.
  2. Precalentamos el horno a 200 grados.
  3. Lavamos los tomates y los colocamos junto al ajo en una bandeja de horno, protegida con papel.
  4. En otro recipiente colocamos los frutos secos para tostarlos.
  5. Metemos la bandeja a altura media unos 10 minutos. Los frutos secos los retiramos antes, cuando veamos que se van dorando.
  6. Una vez se enfríen, retiramos la piel y el centro de los tomates.
  7. Pelamos los ajos.
  8. Deshechamos la piel de las ñoras rehidratadas.
  9. Tostamos el pan hasta que esté dorado.
  10. Incorporamos todos los ingredientes a la batidora y añadimos sal al gusto.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las mejores novedades para disfrutar al máximo del placer de comer.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento