9 dudas que tú también tienes sobre los huevos y que deberías resolver para consumirlos de manera más segura

Si tienen o no colesterol, si se pueden lavar, cómo saber si están frescos... aunque el huevo es uno de los alimentos más habituales en nuestra dieta constantemente nos surgen dudas que a día de hoy todavía tenemos sin resolver. 
Los huevos son un alimento básico de la dieta mediterránea.
Los huevos son un alimento básico de la dieta mediterránea.
Freepik
Los huevos son un alimento básico de la dieta mediterránea.

Los huevos son uno de los alimentos más comunes de cualquier dieta en España, un producto de lo más versátil que podemos utilizar en infinidad de recetas, además de una increíble fuente de proteínas. Más aún de por sus propiedades, la facilidad para conservar y preparar este ingrediente le convierte en uno de los imprescindibles de todas las neveras.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura (FAO), el huevo es el alimento más nutritivo que existe después de la leche materna, y además al tratarse de uno de los productos más populares siempre nos surgen dudas. Hoy le damos respuesta. 

¿Qué significa el código que aparece en el huevo?

Según explican desde Pazo de Vilane, es el sistema de trazabilidad del producto hacia la tienda. "En el huevo aparecen reflejados una serie de dígitos que nos explican la forma de cría de la gallina. El primer dígito que se muestra va del 0 al 3. Si el primer dígito que sale es un 3, indica que el huevo procede de una granja en la que las gallinas están enjauladas. Si es un 2, indica que las gallinas viven en el suelo, pero en un recinto cerrado. Si el dígito es un 1, son gallinas criadas al aire libre, de dónde viene el huevo campero. Si es un 0, las gallinas están al aire libre y también cuentan con una alimentación ecológica".

¿Cómo saber si un huevo está fresco o pasado?

Todos los huevos tienen fecha de caducidad, aunque si se ha borrado o no se puede leer bien, siempre puedes hacer la prueba de la flotación en casa.

Solo tienes que llenar un vaso de agua y depositar dentro el huevo, con cuidado. Si cae al fondo, puedes comer el huevo con total tranquilidad, pues está fresco. Si se queda en medio, está perdiendo frescura; si flota, no es un huevo fresco.

"El motivo de que flote es que a medida que envejece va introduciéndose aire en su interior, porque su cáscara se deteriora y sus membranas se despegan, aumentando la cámara de aire"; aseguran desde el pazo.

¿Los huevos tienen colesterol?

La respuesta correcta sería que sí pero no. Es decir, según explican desde la empresa productora de huevos camperos, "el huevo contiene colesterol, pero este no se asimila por el cuerpo y es eliminado en su mayor parte". 

Además, contiene fosfolípidos, unos nutrientes que impiden que esa mínima absorción llegue a darse.  

¿Cuántos huevos puedo comer al día?

Según la comunidad científica, una persona adulta y sana puede consumir sin miedo hasta 6-7 huevos a la semana, es decir, uno diario. De hecho, varios estudios aseguran que comer un huevo al día no implica mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, pues no eleva los lípidos en la sangre.

"El huevo tiene una gran capacidad saciante, pocas calorías, y muchas proteínas, por tanto es muy probable que –si eliges bien los alimentos con los que acompañarlo- lidiarás mejor con el sobrepeso, entre otras patologías", confirman desde Pazo de Vilane. 

¿En qué se diferencia un huevo campero del resto?

La principal diferencia de un huevo campero es que las gallinas que los producen pueden salir al exterior, lo que indica que los huevos camperos son de gallinas que pastorean en el campo. 

"Por eso las gallinas camperas pueden incorporar nutrientes extras en sus paseos (además de su alimentación habitual), como vitaminas o minerales, a través de sus “picoteos” campestres: diferentes hierbas, florecillas, piedrecitas o insectos. Esto las ayuda a desarrollarse mejor y a poner mejores huevos", aseguran desde la productora de huevos camperos. 

¿Son mejores los huevos blancos o morenos?

Es cierto que en ocasiones consumimos huevos con la cáscara blanca, en ocasiones con la cáscara marrón... ¿existe alguna diferencia? 

"Lo cierto es que los expertos no aprecian grandes diferencias nutricionales entre los huevos blancos y los morenos. Los huevos blancos proceden de razas de gallinas con plumaje blanco; los morenos, de razas pardas o de plumaje más oscuro", comentan la única diferencia desde el pazo.

¿Qué es el cordón gelatinoso blanquecino que a veces aparece pegado a la yema?

Desde la productora de huevos camperos aseguran que "ese cordón es la chalaza y la prueba inequívoca de que el huevo está muy fresco y su función es mantener la yema en el centro del huevo. Si está, se distinguirá bien porque destaca frente al amarillo intenso de la yema y la gelatina transparente de la clara". 

¿Hay que lavar los huevos antes de guardarlos?

Aunque es una cuestión que quizás te hayas planteado en alguna ocasión, la respuesta es clara. "No. Nunca hay que lavar los huevos antes de guardarlos en el frigorífico, pero sí podemos hacerlo justo antes de cocinarlos. Si se lavan y después los guardamos, la contaminación externa, al tener el huevo una superficie porosa, podría estropear el interior del huevo". 

¿Pasa algo si casco el huevo en la misma sartén en la que lo voy a cocinar?

Aunque estamos acostumbrados a romper el huevo en la sartén donde lo vamos a cocinar o en el recipiente donde lo vamos a batir, "lo recomendable es hacerlo en un recipiente diferente al del cocinado, por ejemplo, en un cuenco o plato aparte. De esta manera evitaremos que caigan trocitos de la cáscara dentro del recipiente que pueden contaminar el interior del huevo", sentencian desde esta empresa experta en huevos camperos. 

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las mejores novedades para disfrutar al máximo del placer de comer.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento