«Cuando vuelva, será para ganar aquí»
Rafael Nadal Parera.
Rafael Nadal Parera, hijo de Sebastiá y Ana María, nació el 3 de junio de 1986...y no fue hasta los 14 cuando su tío Toni le dio a elegir: futbolista o tenista. ¡Qué extremo se perdió! Desde aquel momento, el pequeño Rafa, delgado y enclenque, comenzó su metamorfosis.

En la búsqueda de las razones para explicar el tremendo éxito de este chico de 21 años, el primer pilar se encuentra en su familia. Los Nadal constituyen un núcleo sólido y que mantiene a Rafa en la tierra y en su tierra. En cuanto Nadal tiene un día libre, coge la caña, una bolsa de patatas, y a pescar. Y por la noche, cena con los amigos o con Xisca, su chica.

«Sólo eres un chaval capaz de golpear una pelota con una raqueta y pasarla al otro lado de la red», le dijo una vez su tío para bajarle los humos. No muchas veces hizo falta, Nadal es humilde y ambicioso: en su primera visita a Roland Garros, con muletas, lanzó su premonición: «Cuando vuelva, será para ganar».

Pero en una historia de película como la de Nadal, también existen los rincones más oscuros, como el que vivió hace un año. Su pie dijo basta y se llegó a temer incluso con la retirada prematura: fue la época de los portazos en casa y de lágrimas, muchas lágrimas.

Por suerte, Nadalec –así se grita él mismo para ponerse las pilas– regresó a la pista y a la victoria, sin perder su esencia, aquella que le hace pasar el rastrillo para limpiar la arena al final del entrenamiento, cuando ya no queda nadie y el sol se esconde... porque Rafa es el último que se queda, pasando la bola al otro lado de la red con su raqueta, una y otra vez.

Bio

A sus 21 años, el manacorí Rafa Nadal es el segundo mejor tenista del mundo, por detras de su víctima de ayer, Federer.