Jessica Watson
La aventurera adolescente Jessica Watson zarpa en su bote Ella's Pink Lady hacia su viaje global desde Middle Harbour en Sídney (Australia) EFE

Jessica Watson, una australiana de 16 años, se ha lanzado a realizar uno de los viajes más importantes de su vida, dar la vuelta al mundo en barco y sin escalas.

Su deseo es convertirse en la persona más joven en hacerlo, lo que, sin embargo, ha causado una enorme controversia en Australia, su país de origen. Algunos expertos no han dudado en desaconsejar a la joven, pero ella está decidida. El domingo salió desde el puerto de Sydney y fue despedida por familiares y fans reunidos para la ocasión.

El recorrido previsto consta de un total de 23.000 millas náuticas (unos 41.400 kilómetros). El viaje, que durará unos ocho meses, incluye navegar hacia el norte en dirección de la línea del Ecuador y seguir luego hacia Nueva Zelanda y el Cabo de Hornos antes de iniciar el retorno por el Atlántico Sur y el cabo de Buena Esperanza.

Polémica y récord

Su viaje llega después de la decisión de un tribunal holandés de poner a una niña de 13 años bajo el control del Estado para evitar que se embarcarse en un intento similar.

A finales de agosto, el británico Mike Perham, de 17 años, estableció el récord como la persona más joven a navegar en solitario alrededor del mundo, tras pasar nueve meses en el mar.