El virus del Zika pone en alerta a los Juegos Olímpicos de Río

  • Inquietud entre los países participantes en la cita de agosto por la proliferación en Brasil de este virus que ya afecta a más de 1,5 millones de personas.
  • Entre ellos, EE UU, Kenia y la propia España.
  • "Estamos trabajando con las autoridades sanitarias, a la espera de que nos digan las medidas a seguir por los deportistas", señala el CSD a 20minutos.
  • Entre los deportistas españoles hay tranquilidad. "No estoy preocupada. Aún queda tiempo para que todo se estabilice", dice Ruth Beitia.
  • Las claves del Zika, el virus que mantiene en alerta a más de 20 países.
Las Mascotas de los Juegos Olímpicos de Río 2016.
Las Mascotas de los Juegos Olímpicos de Río 2016.
EFE / MARCELO SAYAO

El virus del Zika está generando una gran inquietuda los organizadores de los próximos Juegos Olímpicos, que se celebran en agosto en Río (Brasil), por la proliferación en este país de uno de los virus que se transmite a través del mosquito Aedes aegypti y por el que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado la alerta sanitaria a nivel mundial.

Y no solo a los organizadores. La voz de alarma se ha dado también desde los países participantes. La seguridad de los deportistas, hoy por hoy, está en tela de juicio por la falta de información sobre el virus y uno de los pesos pesados, Estados Unidos, ha dado un toque de atención. Su Comité Olímpico ha asegurado que sus atletas podrían considerar no competir en los Juegos Olímpicos. También Kenia, quien podría renunciar a los Juegos si la epidemia del virus se agrava, según confirmó este martes el director del comité olímpico del país africano.

Una alarma que ha tenido su continuidad en las declaraciones de Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español (COE), que calificó de "alarmante" la situación actual de cara a Río 2016, en lo que es el sentir unánime "de todos los comités".

Por su parte, el Consejo Superior de Deportes (CSD) señala su "preocupación", pero dentro de la tranquilidad. "Estamos trabajando con las autoridades sanitarias, a la espera de que nos digan las medidas a seguir por lo deportistas que vayan a viajar a las zonas más afectadas por el virus, para transmitírselas a ellos y que tomen todas las precauciones posibles", aseguran fuentes del organismo a 20minutos. "El tema está en una fase inicial y se está trabajando para saber el alcance y las medidas", señalan estas mismas fuentes.

En efecto, y aunque aún queden seis meses para la celebración de los Juegos, el COE señaló que España está "a la espera de tres informes definitivos para tomar alguna decisión", los de la OMS, los del Comité Olímpico Internacional (COI) y los del propio Comité Organizador. Se trata, sobre todo, de saber si la salud de los deportistas y sus acompañantes corre peligro. Una incógnita aún pronto para desvelarse.

Brasil, en alerta pero optimista

Pese al nivel de alarma general, el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Río se mostró optimista respecto a la participación de los atletas internacionales en la cita del próximo verano.

Brasil confía en que la llegada del invierno austral y el gran operativo puesto en marcha por las autoridades para luchar contra el mosquito conseguirán mermar la proliferación del virus.

Además, el ministerio de Deporte de Brasil ya ha descartado cualquier probabilidad de que la competición olímpica no se celebre en Brasil por el zika y recalcó que el Gobierno está "integralmente empeñado" en que los Juegos transcurran con "seguridad y tranquilidad".

División entre los deportistas

Con más de 1,5 millones de personas contagiadas desde abril, Brasil es el país más afectado por el virus, seguido de Colombia. El zika es una enfermedad que se transmite por la picadura de mosquitos y que los científicos vinculan con problemas para los bebés si contraen el virús mujeres embarazadas. Ante esto, ¿qué tienen que decir los deportistas, sobre todo ellas? En España, dos de los que acudirán a la cita de agosto, Ruth Beitia y Jesús Ángel García Bragado, aseguran no estar preocupados.

"Yo, por ahora, no estoy preocupada. Aún queda tiempo para que se estabilice la situación", señala Beitia a 20minutos. Para la saltadora de altura, sería impensable que se celebrasen unos Juegos "en ese contexto, si no hay una seguridad para todos los deportistas. Se podría hacer una transmisión del virus increíble a nivel mundial". Ruth, que asegura que "es pronto para alarmarse por el tema", confirma que no han recibido información alguna sobre el virus. "Me tendré que comprar algún repelente", señala quitándole hierro al asunto. Más seria, señala que "unos Juegos es un evento con una trascendencia a nivel mundial. En ningún momento van a poner en riesgo la salud de los deportistas".

También Bragado hace un llamamiento a la calma. "Falta información, pero yo creo que de aquí a cuando se celebren los Juegos, que será en el invierno de allí, se minimizará mucho el problema". El marchador asegura que "confía" en las autoridades brasileñas. "Si se ven sobrepasados, pedirán ayuda, para que no haya contratiempos y se puedan celebrar los Juegos y que los deportistas y acompañantes estén allí sin temer nada".

No ocurre así entre los deportistas de país organizador, Brasil, donde dos de sus atletas sí han mostrado su intranquilidad ante la situación.

"Creo que si estuviera planificando tener un hijo el siguiente mes, me sentiría muy incómoda sobre esto", aseguró hace unos días una de ellas, la luchadora estadounidense Adeline Gray, tres veces campeona mundial y que es favorita para el oro olímpico.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento